Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

José María Alvira muestra cierta preocupación, pero no es pesimista

El secretario general de Escuelas Católicas comparece en la Subcomisión para el Pacto Educativo

Padres y centros de enseñanza vinculados a la Iglesia reclaman un gran acuerdo social, alejado de posicionamientos ideológicos y políticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José María Alvira, secretario general de Escuelas Católicas comparece hoy en la Subcomisión para el Pacto Educativo, creada el pasado 14 de febrero en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados. Hace unos días, las principales organizaciones de padres y colegios católicos, se reunieron por primera vez en la mesa eclesial para el diálogo educativo convocada por la Conferencia Episcopal.

Primera reunión de la mesa eclesial para el diálogo educativo. Primera reunión de la mesa eclesial para el diálogo educativo.

Jose María Alvira está citado hoy lunes 6 de marzo a las 7 de la tarde, en la subcomisión del Congreso por el Pacto Educativo. Alvira asistió el pasado 2 de marzo a la primera reunión de la mesa eclesial para el diálogo educativo, convocada por la Conferencia Episcopal.

En opinión del secretario general de Escuelas Católicas, en este primer encuentro quedó patente una visión positiva sobre el pacto educativo, y se desarrolló en medio de un clima de diálogo abierto. “Se palpó cierta preocupación entre todos convocados, pero no pesimismo, sino esperanza", señala Alvira a Religión Confidencial.

En la reunión, que duró unas dos horas, todas las organizaciones convocadas expusieron su punto de vista de la situación. Según han destacado a este Confidencial algunos de los asistentes, todos los representantes mostraron cierta preocupación sobre el Pacto Educativo, cierto pesimismo a que este pacto defienda el derecho constitucional de la libertad de enseñanza y el derecho inalienable de los padres a educar a sus hijos conforme a sus creencias, aunque con la unidad entre todos ellos, levantó el ánimo.

Temor a que no se garanticen los conciertos

Pedro José Caballero, presidente de Concapa afirma a RC: “Mi apreciación personal es pesimista. La situación para alcanzar ese Pacto Educativo en el que todos estemos satisfechos, es complicada. Sin embargo, somos conscientes que estamos en un momento único e importante. La sociedad demanda este pacto fuera de ideologías”.

Caballero, otro de los asistentes en la mesa eclesial, considera también que el pacto debe acoger las reivindicaciones de la sociedad civil y no de la clase política. “Nos encontramos en un momento complicado políticamente hablando. Tememos que no se garanticen los conciertos” señala.

En este sentido, el presidente de Concapa afirma que en el pacto se deben incluir las opiniones de otras confesiones y no solo la católica: judíos, musulmanes y protestantes. “Es el momento de actuar con generosidad entre todas las organizaciones relacionadas con la educación, para no excluir a nadie”, apunta.

En esta primera reunión, Caballero vio al presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Ricardo Blázquez, preocupado por la educación en España, aunque con esperanza.

El presidente de Concapa acudirá a la subcomisión de Educación el próximo 14 de marzo. En su opinión, en seis meses, tiempo en que este órgano debe entregar un informe sobre el estado de la situación del sistema educativo, no va a ser suficiente. “La subcomisión va a tener que pedir una prórroga”, afirma.   

Gratuidad para todos

Por su parte, el presidente del Foro de la Familia, Mariano Calabuig, constató una unión “enorme” entre todos representantes de organismos convocados por la Conferencia Episcopal en esta mesa eclesial. “El Pacto Educativo es uno de los retos más importante que tiene España en estos momentos”.

Para consensuar un pacto educativo que satisfaga mayoritariamente a todos, Calabuig toma como referencia las palabras de Ángel Gabilondo, portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid: “En una entrevista en la cadena Cope, dijo que este Pacto Educativo debe basarse en un gran pacto social en el que primen las opiniones y los derechos de los padres, así como la de los profesores. Por lo tanto, desde el Foro de la Familia pensamos que no debe ser un pacto de políticos sino de la sociedad civil”, subraya.

El presidente del Foro también es de la opinión de que “quizás es el momento de reinventar el sistema y comenzar de nuevo para ir a una educación gratuita, de calidad en la que los padres puedan elegir de verdad y en igualdad”.

Para Calabuig el término “concertado” no se está entendiendo y se está manipulando y, por lo tanto, quizás es hora de cambiar este concepto. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·