Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Foto Noticias

Las fiestas de la Virgen de la Paloma marcan el inicio de la JMJ. Las flores blancas y amarillas de la ofrenda simbolizan la bandera del Vaticano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El barrio de la Arganzuela ha celebrado las fiestas de la Virgen de la Paloma, 'la otra' patrona de Madrid.

Este año el final de la celebración coincide con el inicio de la JMJ. Los fieles han querido festejar la llegada del Papa. Ha sido durante la ofrenda floral a la Virgen en la fachada del Colegio La Salle. Las flores han sido blancas y amarillas, los colores de la bandera del Vaticano. Tras la ofrenda floral ha tenido lugar la misa, en la parroquia de la Virgen de la Almudena, oficiada por el cardenal Rouco Varela, y a la que ha asistido el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ambos volcados estos días en la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud. Otros personajes populares, como la actriz Lina Morgan, estaban entre el público. El cartel de promoción de las fiestas está escrito en castellano, árabe y chino. El motivo es la gran interculturalidad del barrio. El arzobispo de Madrid ha señalado que el Papa es la única persona "capaz de convocar a un millón de jóvenes de todo el mundo".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·