Domingo 24/06/2018. Actualizado 01:54h

·Publicidad·

Familia

Presidirá el obispo auxiliar Juan Antonio Martínez Camino

El ex diputado de UCD y PP Blas Camacho, celebrará sus bodas de oro en la Almudena con otros cien matrimonios

“Hoy los jóvenes están engañados. El matrimonio para toda la vida produce felicidad. Mis amigos me envidian”, declara

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Más de cien matrimonios celebrarán el próximo domingo 10 de mayo sus bodas de oro y plata en la catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid. Una de estas parejas es el ex diputado de UCD y Partido Popular, Blas Camacho y su mujer María de la Cruz González. Festejarán sus bodas de oro, 50 años de matrimonio. “Me he quedado sorprendido porque muchos amigos me han confesado que les da envidia”, declara a Religión Confidencial.

Blas Camacho junto a su mujer y sus seis hijos. Blas Camacho junto a su mujer y sus seis hijos. ReligionConfidencial

El obispo auxiliar monseñor Juan Antonio Martínez Camino, presidirá la Misa a las 12:00 horas para dar gracias a Dios con los matrimonios que este año celebran sus bodas de oro y plata.

De momento se han apuntado 55 matrimonios que han compartido 50 años de vida común y 45 que ya han alcanzado los 25 años. Hasta este viernes, están a tiempo de apuntarse aquellos  matrimonios que quieran en el teléfono 91 366 59 21, de 10:00 a 13:00 horas, o escribiendo al correo electrónico secretaria@delfam.es.

Seis hijos y 16 nietos

Blas y María de la Cruz tienen 6 hijos y 16 nietos. Se casaron un 4 de mayo de 1968 y hace unos días celebraron en su parroquia de Santa Elena de Madrid, sus bodas de oro. “Es una pena que hoy se celebren menos de un 25% de bodas al año por la Iglesia y la gente se casa cada vez más tarde. Yo me casé con 28 y mi mujer con 23”.

Y ¿cuál es la clave para que el matrimonio dure tanto tiempo? “Aguantoformo”, manifiesta en tono jocoso. Y explica: “La pareja experimenta lo que es el amor cuando sabe y tiene voluntad de enfrentarse a los momentos difíciles, porque entonces descubre la cruz de Cristo”.

Situaciones de dificultad atraviesan todos los matrimonios, pero el abogado y ex diputado constituyente, está convencido de que es mejor “la cruz del matrimonio que la cruz del divorcio. Las rupturas son muy dolorosas”, apunta.

Más alegrías que tristezas

No obstante, él asegura que su vida matrimonial ha cosechado más alegrías y frutos que fracasos. “Tenemos una gran familia, nuestros seis hijos son maravillosos. Todavía me emocionó cuando recuerdo que mi mujer, embarazada de una de mis hijas, cogió la rubeola. El médico, que era antiabortista, nos predijo que la niña iba a nacer con muchas malformaciones. Rezamos como locos y, al final, tuvimos una niña muy sana, la más inteligente de todas mis hijas”, relata.

Blas Camacho, de 78 años y que en estos momentos acude a un programa de recuperación de la memoria - “son muy buenos y pienso que es lo que hay que desarrollar en lugar de aprobar la eutanasia”, apunta -, considera que hoy en día los jóvenes están engañados. “Creen que vivir en pareja es solo para la alegría, y en la vida hay dificultades, pero cuando estás se superan, el amor se hace más fuerte. El matrimonio para toda la vida produce felicidad”.

Respecto a si ha cambiado los roles del hombre y la mujer en el matrimonio, él apunta muy alto: “Las mujeres tienen más capacidad de aguante, más capacidad hormonal, más capacidad sexual, más capacidad, en definitiva. Para mí, las mujeres son admirables, son todas la Virgen. Me falta por escribir un tratado sobre las mujeres en el que se ponga en valor el verdadero feminismo, que es distinto al de la ideología de género”, concluye. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·