Domingo 24/06/2018. Actualizado 01:54h

·Publicidad·

Familia

El autor asesora a la Conferencia Episcopal de Estados Unidos

Testimonio: un curso para divorciados católicos le ayudó a perdonar y a descubrir el plan de Dios

Javier Cerezo afirma que el programa del norteamericano Vicen Frese sana corazones heridos a través de la confesión, la eucaristía y la oración

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Javier Cerezo, médico de la Junta de Andalucía, es católico practicante y, contra “su voluntad”, divorciado. “Me ha ayudado mucho un curso online específico para divorciados católicos que dirige Vince Frese, un norteamericano que asesora a las Conferencias Episcopales de Estados Unidos y Canadá. He conseguido tener la mejor relación posible con mi ex esposa, por el bien de mis hijos, y mi propia paz y felicidad tras el divorcio. Además, he descubierto el plan de Dios para mí”, relata.

Vicen Frese. Vicen Frese. RC

Cerezo relata a Religión Confidencial su testimonio. “Al no encontrar material en español, conocí el programa de Vicen Frese. La mayor ayuda para mí ha consistido en intentar tener la mejor relación posible con mi ex esposa, por el bien de mis hijos, y mi propia paz y felicidad tras el divorcio”.

Este médico andaluz, asegura que, tras el curso, en el que se pueden preguntar cuestiones personales, fue muy importante para él “perdonar como un regalo que uno se hace a sí mismo, ya que te liberas de los reproches interiores".

La oración para ser escuchado 

Asegura también que el programa le ayudó a descubrir la oración como un espacio magnífico donde volver a ser escuchado en tus pensamientos y sentimientos más profundos e íntimos una vez que ya no tienes una relación de intimidad con una pareja.

“En la oración, uno descubre la misericordia de Dios para amarnos inmensamente y con cariño, sin importar lo que haya ocurrido en nuestras vidas (Dios tiene sed de nuestro amor hacia Él, Él sí nos necesita), lo que tiene un efecto inmediato en nuestra autoestima, dado que somos seres creados buenos e inmensamente valiosos, no importa lo que el mundo nos haga”, expone.

Javier Cerezo también expone que en el curso se dio cuenta de que Dios aún tiene un plan de vida abundante para nosotros, incluso después del divorcio y hay que intentar descubrir ese plan de vida abundante, “lo que te llena de esperanza y de ganas de volver a vivir la vida con intensidad. Comprender que el divorcio sólo es un desvío de ese plan de vida abundante de Dios para nosotros, y no un callejón sin salida”.

El valor del sufrimiento  

Asimismo, el curso le enseñó a ver el valor redentor del sufrimiento ofrecido por los demás –“la gente va a sufrir menos porque yo ya he sufrido por ellos, lo que hace que el sufrimiento tenga algún sentido”- explica. Pero sobre todo se dio cuenta que Jesús es el gran sanador (The Great Healer) que ha venido a vendar los corazones heridos y dañados a través de la eucaristía, la confesión y la oración.

El curso le costó 99 dólares (84 euros), y lo pagó con la tarjeta a través de internet, y no hubo ningún problema con la transacción, fue automático.

Sobre Vince Frese

El autor de este programa cuenta quién es en su propio blog. Miles de personas reciben el boletín del curso cada día y cuenta su experiencia en cadenas de televisión como EWTN, CNN y BBC.

Es asesor para ayudar a personas en su misma situación de la Conferencia Episcopal Estadounidense.

Es el fundador de divorcedcatholic.org y el creador de los programas de recuperación y reconstrucción tras un divorcio.  Tras conseguir la nulidad de su matrimonio, se volvió a casar.




·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·