Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

En voz baja

Un convento turolense abre sus puertas a las visitas, pero solo una semana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El convento de las Concepcionistas de Calamocha ya no alberga religiosas. Se marcharon en el año 2007. El edificio, una joya arquitectónica en el centro de este municipio turolense llevaba 300 años ajeno a los ojos del público. Pero esta Semana Santa ha abierto sus puertas y cientos de vecinos se han acercado a conocer dónde y cómo vivían unas religiosas tan ligadas a la comarca.

La decisión fue tomada gracias al empuje de la Junta de Cofradías de Calamocha, según cuenta el Diario de Teruel. Fundado en 1690 y situado entre la Plaza Mayor y el puente romano, destaca la belleza de su retablo mayor

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·