Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

En voz baja

El Patriarcado Latino en Jerusalén convoca una vigilia de oración por la paz

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cáritas Jerusalén ha difundido una declaración ante la escalada de violencia en la franja de Gaza. en el que manifiestan estar "horrorizados y profundamente entristecidos por la violencia de las últimas semanas a lo largo de la frontera entre Israel y Gaza, que ha causado la muerte de al menos 65 personas y cerca de 3.000 heridos entre los miles de palestinos que protestaban como parte de una "Marcha del Regreso".

Asimismo, el Patriarcado Latino en Jerusalén ha convocado una vigilia de oración por la paz en la iglesia de Saint Etienne (Escuela Bíblica) el próximo sábado, a las 5 de la tarde, víspera de Pentecostés.

En su convocatoria, el Administrador Apostólico, Pierbattista Pizzaballa, afirma que “una vez más, en una suerte de círculo vicioso, nos vemos obligados a condenar todas las formas de violencia, toda utilización cínica de las vidas humanas y la violencia desproporcionada. ¡Y una vez más, nos vemos obligados por las circunstancias a demandar y reclamar justicia y paz!”. “Debemos pedir sinceramente al Espíritu –añade la convocatoria— que cambie nuestros corazones para comprender mejor Su voluntad y nos conceda la fuerza para continuar trabajando por la justicia y la paz”.

La Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa, por su parte, hacía pública el pasado martes otra declaración en la que, con relación a la muerte de más de 60 palestinos en la frontera de Gaza, señalan que “estas bajas, o la mayoría de ellas, podrían haberse evitado si las fuerzas israelíes hubieran utilizado herramientas no letales”, al tiempo que hacen “un llamamiento a todas las partes involucradas para evitar el uso de la violencia y para encontrar formas de terminar con el asedio impuesto a unos dos millones de palestinos en la Franja de Gaza lo antes posible”.

Con relación al estatus de Jerusalén, los Ordinarios recuerdan que “como ya dijimos en el pasado, cualquier movimiento o decisión unilateral sobre la Ciudad Santa de Jerusalén no contribuye a avanzar en la tan esperada paz entre israelíes y palestinos. Aprovechamos esta oportunidad para expresar nuestro compromiso con la posición, expresada varias veces por la Santa Sede, sobre la necesidad de hacer de Jerusalén una ciudad abierta a todos los pueblos, el corazón religioso de las tres religiones monoteístas, y evitar medidas unilaterales. Creemos que no hay ninguna razón que impida que la Ciudad sea la capital de Israel y Palestina, pero esto debe hacerse a través de la negociación y el respeto mutuo”.



Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·