Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

En voz baja

La Iglesia católica está de acuerdo con el actor Resines

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS) ha hecho público un documento titulado “La piratería en el cine. Una mirada desde la Doctrina Social de la Iglesia”.

Además de advertir que la piratería “incurre en un pecado contra el 7º mandamiento de la Ley de Dios que dice no robarás” y también atenta contra el 10º mandamiento (no desearás los bienes ajenos), los obispos españoles desean que el fenómeno de la piratería en el mundo del cine disminuya hasta desaparecer, como fruto de una reflexión madura de personas sensibles  al auténtico valor del cine y sensibles al bien común de toda la sociedad”.

El documento empieza constatando como la Iglesia siempre ha entendido el cine como “un medio de comunicación de gran valor para la difusión de la cultura, el primero de los llamados de comunicación de masas, y como una nueva herramienta valiosa también para la evangelización”.

Sin embargo, alertan de que “sin una pertinente educación moral, esta difusión puede lesionar los legítimos derechos e intereses de un amplísimo número de profesionales que trabajan en la industria del cine. Así ocurre cuando las creaciones audiovisuales se ponen a libre  disposición, fundamentalmente a través de internet, al margen del cauce de distribución previsto por los productores, o cuando se elaboran copias de la película para la venta en mercadillos o por las calles”. Una actividad, que además, tiene especial gravedad “cuando en su origen está el hurto de una copia de la obra, lo que implicaría un doble acto delictivo”.

En la última gala de los premios Goya, el actor Antonio Resines, presidente de la Academia del Cine, denunció que en España “se descargan ilegalmente 1.900 películas por minuto” (algunos medios alertaban que no había ningún estudio que avalara estos datos).

Ningún portavoz de la Academia de Cine ha realizado ningún comentario sobre este documento. Es más, comentarios de lectores de medios de comunicación que apoyan a Resines en esta denuncia, no elogian la actuación de los obispos, sino que aprovechan para lanzar otras críticas a la Iglesia.   

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·