Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

En voz baja

El Arzobispado de Lima escucha al Papa, "hace lío", y le dan un premio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Arzobispado de Lima ganó el premio Effie Perú de Oro en la categoría Marketing Social por la campaña de la Marcha por la Vida-Lima 2015 titulada “La marcha más grande de Hispanoamérica”. La premiación de los reconocidos premios Effie se llevó a cabo en el Gran Teatro Nacional el pasado martes, 9 de junio.
 
Se trata del primer premio Effie de Oro para una campaña provida a nivel mundial y el primer premio en Sudamérica para Iglesia Católica. Hay que resaltar que este esfuerzo es gracias a todo un equipo multidisciplinario profesional y a jóvenes voluntarios que forman parte del comité central de la Marcha por la Vida.
 
Los premios Effie son la principal distinción profesional que reconoce el aporte de estrategia y creatividad al logro de objetivos y obtención de resultados en campañas de comunicación de cada país. Con una propuesta renovada, la Marcha por la Vida congregó a más de 500 mil personas que se manifestaron públicamente contra del aborto uniendo así a diferentes sectores de la población. El día de la Marcha por la Vida la atención de la prensa y de las redes sociales se concentró en dicho evento.
 
De esta manera, la Iglesia de Lima demuestra una vez más su apertura a las nuevas tecnologías para la difusión de su mensaje pastoral. Esta campaña se autofinanció en su totalidad gracias al esfuerzo generoso de muchas personas que apoyaron con sus contribuciones y donaciones. Gracias a ello la Iglesia de Lima sigue siendo un referente mundial en la lucha por la defensa de la vida desde la concepción hasta su fin natural.
 
El Arzobispado de Lima agradece nuevamente al más de medio millón de personas que marcharon el pasado 21 de marzo y a todos los equipos provida que también se movilizaron en diferentes ciudades del interior del país (Arequipa, Piura, Cusco, Pisco, Huancavelica, Cañete, Huánuco, Huacho, Abancay, Ayacucho, Tacna, Ayaviri y Huancayo).
 
Agradecemos a las parroquias, movimientos, hermandades, colegios, universidades, sacerdotes, religiosas, religiosos, instituciones privadas y a todas las personas de buena voluntad que se sumaron a esta iniciativa. A nuestros hermanos evangélicos un agradecimiento especial ya que su presencia nos hizo sentir lo que significa la hermandad de ser hijos de Dios.
 
Para los organizadores de la Marcha por la Vida el significado de este evento, más que ganar un Premio Effie de Oro, es la contribución para salvar vidas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·