Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Firman intelectuales y comunidades cristianas de base de Cataluña

El secretario de Estado vaticano y los obispos españoles reciben cartas del grupo catalán que no quiere a Cañizares en Barcelona

Junto a su argumentario, envían fotografías del cardenal en celebraciones de misas tradicionalistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Quieren desprestigiar al cardenal Cañizares, que suena como uno de los nombres más repetidos para ocupar el arzobispado de Barcelona en sustitución de Sistach. Su objetivo es presentarlo como imagen de una Iglesia antigua alejada de lo que han querido llamar la primavera de la Iglesia en Cataluña.


Después de que hace solo unos días el director del Centro de Estudios del Cristianismo, Llorenç Puig, mostrase su manifiesta oposición al nombramiento del cardenal Cañizares como sustituto del cardenal Sistach en el arzobispado de Barcelona, arrecia el intento de un pequeño grupo de cristianos catalanes por desprestigiar al que fuera arzobispo de Toledo y primado de España. 

En paralelo a esta aparición mediática, han enviado cartas personales a todos los obispos de España y también al secretado de Estado vaticano, monseñor Pietro Parolin. Los argumentos son los mismos que LlorençPuig, hizo públicos en una entrevista en una emisora catalana, como ya contó ReligiónConfidencial. Pero la carta incluye dos fotografías del cardenal Cañizares elegidas para poner énfasis en la idea que ellos tratan de filtrar: que el posible candidato no es adecuado para la renovación que vive la Iglesia en Cataluña.

La carta está firmada por intelectuales, por grupos de cristianos de base, y por sacerdotes entre otros. El objetivo que pretenden con esta misiva es hacer presión para que llegue hasta el Vaticano la idea de que a Cataluña no vaya un obispo que no hable catalán y que no se sume a algunas de las corrientes que se han impuesto en la Iglesia local.

Los firmantes redundan en los argumentos expuestos, con la idea de que los obispos españoles pudieran hacer llegar estas tesis hasta Roma. El argumento del idioma es uno de los más reiterados. Pero también hablan de esa “primavera eclesial” que supuestamente está viviendo Cataluña. En este sentido, quieren presentar a Cañizares como una persona contraria a sus postulados. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·