Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Campaña de Bono contra el cardenal

Rouco nunca utilizó teléfono móvil propio durante sus 20 años al frente de la archidiócesis de Madrid

Los hechos desmienten que el supuesto sms "Todos a votar. Perdemos. Pasalo" en las elecciones de 2004

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José Bono habla en sus memorias de la reacción del cardenal Antonio María Rouco Varela tras el atentado del 11 de marzo de 2004. Según desvela el ex ministro socialista en este segundo volumen, el ex arzobispo de Madrid envió un supuesto sms a sus contactos para movilizar a los votantes. Sin embargo, la realidad es otra.

El cardenal Rouco se despide de Madrid

El ex ministro y ex dirigente socialista José Bono asegura en su segundo libro de memorias, Diario de un ministro, que, siendo presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Antonio María Rouco Varela envió un sms en la jornada de reflexión previa a las Elecciones Generales de 2004 que decía:‘Todos a votar. Perdemos. Pásalo’.

Fuentes de máxima solvencia a las que ha tenido acceso Religión Confidencial desmienten las afirmaciones vertidas por Bono asegurando que, durante los veinte años que el cardenal estuvo al frente de la archidiócesis madrileña, el prelado jamás dispuso de un teléfono móvil para su uso personal.

Tal era la situación, apuntan, que cuando el cardenal tenía que hacer alguna llamada y no se encontraba en su despacho, recurría al teléfono móvil de la persona que por entonces era su conductor personal.

Esta situación, sin embargo, ha cambiado recientemente. Tras su jubilación, hace escasos meses, el prelado emérito decidió comenzar a hacer uso de un terminal propio, aunque, según confiesan desde su entorno más cercano, no suele utilizarlo con asiduidad.

Por los tres volúmenes de sus memorias el ex mandatario ya ha recibido de la editorial Planeta un adelanto de 800.000 euros en previsión de ventas. De este segundo volumen, recién publicado, se estima que alcanzará un número similar de ventas a la primera parte, cuya cifra sobrepasó los 15.000 ejemplares.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·