Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Se lleva bien con el alcalde del BNG

Un cura con 50 años de ministerio: “La asignatura pendiente de las diócesis es atender a los sacerdotes ancianos”

José García Gondar, párroco de Carballo en La Coruña, celebra sus bodas de oro escribiendo el libro “Un cura feliz”. Le preocupa la falta de vocaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José García Gondar, párroco de Carballo (La Coruña) ha cumplido 50 años como sacerdote. Se ordenó con 22 años y para dar gracias a Dios ha escrito el libro: “Un cura feliz”. Le preocupan varias cosas: la falta de vocaciones en la Iglesia y la atención a los sacerdotes ancianos. “En las diócesis debemos hacer una reestructuración pastoral para atender, en las mismas parroquias, a los curas mayores, sin tener que enviarles a una residencia sacerdotal si ellos no quieren”, afirma. 

José García Gondar, párroco de Carballo en A Coruña. José García Gondar, párroco de Carballo en A Coruña.

José García Gondar avanza a Religión Confidencial la idea que tiene para atender a los sacerdotes mayores: “La asignatura pendiente de las obispados españoles es atender a los curas ancianos. Muchos de ellos no quieren vivir en residencias sacerdotales, prefieren quedarse en su casa y en su parroquia, como el abuelo en las familias. Es necesario plantear comisiones pastorales para atender a los sacerdotes mayores en sus propias parroquias”.

Gondar reconoce que, hoy en día, para muchas familias es una carga tener al abuelo en casa y lo llevan a una residencia. Lo mismo pasa con las casas sacerdotales. “Es una opción respetable siempre y cuando así lo quiera en anciano. Yo prefiero estar en mi casa y en mi parroquia, forma parte de ella y que me cuiden allí, al igual que los abuelos que están en los hogares”, indica.   

Presume de cuidar de sus padres hasta los 97 años. Como única propiedad tiene un panteón familiar donde les enterró y donde también quiere ser enterrado.

En esta línea, considera que es necesario “fomentar más la fraternidad entre los sacerdotes para que ninguno se sienta solo”, aunque confiesa que él, en Carballo, una población de más de 20.000 habitantes, siempre se ha sentido acompañado. “En 44 años de párroco, los fieles son mi familia. He bautizado a más de 6.000 bebés y ninguno me llora. Muchos son los bisnietos de las personas que bauticé. Vivo las penas y las alegrías de la gente. Estoy presente y eso me hace feliz”, señala.   

Las familias no quieren hijos curas

Este “párroco feliz” declara a este confidencial que el objetivo de su libro es “decirles a las familias que yo he sido feliz como cura porque recibes más de lo que das. Me preocupa la falta de vocaciones en España. Las familias tienen que fomentar más el sentido vocacional a sus hijos”, señala.  

Estuvo de vicario episcopal con Antonio Rouco durante 12 años, pero esos años no dejó de atender la parroquia. Preguntado en qué ha cambiado la Iglesia en estos 50 años, afirma que ha evolucionado en las nuevas tecnologías. “Cuando empecé hacíamos gráficos en la pizarra y una multicopista editaba los folletos para las catequesis. Hoy las nuevas tecnologías nos hacen llegar a más gente”.

Declara que un cura debe estar disponible las 24 horas del día. “Los feligreses tienen mi número de teléfono por si me quieren llamar para cualquier emergencia”.   

En su opinión, las características de un cura para transmitir cercanía son “ser normal, tener abierta siempre las puertas de la parroquia, acoger, mirar para adelante, ser como un centro de salud y de guardia permanente para vivir la caridad y un parque abierto que apuesta por las nuevas tecnologías, sin convertirse en un promotor social, sino trasmitiendo el evangelio y la vida”.

En Carballo el alcalde es de BNG, un partido nacionalista de izquierdas: “Me llevo bien con él. No deja de asistir a la ofrenda del apóstol de san Juan”. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·