Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

La dominica pertenece a esta diócesis

El obispo de Vic manifiesta que las afirmaciones de sor Lucía Caram “no se ajustan a la fe de la Iglesia”

Monseñor Romà Casanova lamenta la confusión que la religiosa haya podido causar al pueblo fiel

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La delegación de medios del obispado de Vic ha remitido un comunicado de prensa a Religión Confidencial en el que el obispo, monseñor Romà Casanova, reprueba a la monja dominica por sus declaraciones realizadas en un programa de televisión. Afirmó que “la Virgen y San José mantuvieron relaciones sexuales”.

Sor Lucía Caram, en el programa de televisión con Risto Mejide. Sor Lucía Caram, en el programa de televisión con Risto Mejide.

La diócesis de Vic a la que pertenece la monja dominica sor Lucía Caram, ha emitido un comunicado que ha enviado a Religión Confidencial en el que afirma lo siguiente:

“Frente a las recientes declaraciones públicas de una religiosa, el obispo de Vic recuerda que forma parte de la fe de la Iglesia, desde sus inicios, que María fue siempre Virgen y que esta verdad de fe fue recogida y proclamada de modo definitivo por el Concilio II de Constantinopla, siendo el primer dogma mariano y compartido por los cristianos católicos y ortodoxos. Por lo tanto, recuerda que estas declaraciones no se ajustan a la fe de la Iglesia y lamenta la confusión que hayan podido causar al pueblo fiel”.

La dominica declaró, como ha publicado Religión Confidencial, que María estaba enamorada de José y que eran una pareja normal, y lo normal es tener sexo. "Cuesta de creer y de digerir", asegura.

Miles piden la suspensión de sor Lucía

Por su parte, cerca de 10.000 personas han pedido al obispo de Barcelona, Juan José Omella y al cardenal João Bráz de Aviz, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada que suspendan a sor Lucía Caram.

La petición en la plataforma Change.org resalta que “esto es un escándalo gravísimo. Es una afrenta a la fe católica que no se puede tolerar y las personas que formalmente constan que pertenecen a las instituciones de la Iglesia deber ser sancionadas públicamente por sus superiores para que no sean motivo de grave escándalo”.

Ella responde en su perfil de Twitter  

Ante las numerosas críticas recibidas, como la que le acusan de renunciar a la enseñanza de la Iglesia sobre la virginidad de Santa María, la religiosa declara en un tuit: “No me aparto de la fe ni de la comunión con la Iglesia. La falta de caridad y los juicios, son los que apartan del Evangelio. Paz y Bien”. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·