Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Las cintas de las cámaras de la catedral de Santiago están manipuladas y hay fragmentos cortados: el robo del Códice Calixtino no fue improvisado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nadie sabe dónde se encuentra el Códice Calixtino. La Policía ha encontrado indicios de manipulación en las cintas de vídeo de la catedral de Santiago de Compostela. Los expertos están investigando qué pudo haber pasado, aunque están encontrando evidencias de que el robo estuvo perfectamente planificado.

No fue un robo improvisado, sino que los ladrones han hecho lo posible para imposibilitar la labor de la Policía. Una prueba de ello es que los investigadores se han encontrado con que algunas cintas de grabación de las cámaras de seguridad están manipuladas. Se han encontrado con algunos cortes.

Lo que sí tienen claro los investigadores es que, cuando la Policía recibió la alerta del robo, el Códice ya no estaba en Santiago: lo sacaron de la ciudad de manera inmediata.

Pinche aquí para leer la noticia completa en 'El Confidencial Digital'.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·