Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Perfil bajo de los obispos catalanes ante la "Diada". Consideran que la radicalización no recoge el sentir de la mayoría, que quiere una consulta pero no el enfrentamiento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este año, los obispos han preferido mantenerse al margen de la cita que el actual Gobierno catalán ha convertido en una reivindicación radical. Aunque la opinión mayoritaria de la Iglesia catalana defienda el derecho de autodeterminación, no han querido sumarse a los postulados propuestos por CiU y por ERC porque prefieren evitar el apoyo a "soluciones políticas concretas".

"La Iglesia catalana apoyaría una votación para conocer el sentir de sus fieles porque la Doctrina Social de la Iglesia reconoce el derecho a la autodeterminación de las naciones sin Estado propio", reiteran diversos miembros de la Iglesia catalana siguiendo la línea argumental que los obispos locales trazaron en 1985 con su documento sobre esta cuestión.

Pero lo cierto es que en la "Diada" de este año, marcada por la reiterada llamada a las urnas y a la desobediencia a la Constitución que ha lanzado el presidente de la Generalitat, se ha politizado tanto que incluso los obispos que tradicionalmente se han posicionado junto a las tesis más soberanistas, han preferido mantener un perfil bajo.

Así lo confirman a Religión Confidencial diversos responsables en el entorno de la Iglesia catalana. Salvo el Abad de Montserrat, que se ha pronunciado de manera tradicional en favor de las tesis más radicales nacionalistas, el resto de los prelados ha guardado silencio o se ha despegado de la "Diada".

Solo dos obispos, monseñor Novell en Solsona y monseñor Pardo en Gerona hacen alguna referencia a la cuestión y es para rebajar los ánimos. Como explicaba estos días Religión en Libertad, a monseñor Xavier Novell le ha costado su carta pastoral y la prohibición de hacer sonar las campanas a las 17.14 horas, que coincide con la fecha de 1714, que los nacionalistas marcan como el supuesto fin de su independencia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·