Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Estaba prevista su participación el 8 de septiembre pero inauguró la novena

El arzobispo de Oviedo reaparece antes de lo previsto de su operación y estará en la celebración de la Santina

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este verano había sido operado de un quiste benigno en un riñón y tuvo que guardar reposo para recuperarse. A mediados de agosto ya había anunciado que volvería para la celebración de la patrona, este lunes, 8 de septiembre, pero su buen estado le ha llevado a adelantar su agenda y arrancó la novena a la virgen.


Monseñor Jesús Sanz reza ante la virgen en Covadonga Monseñor Jesús Sanz reza ante la virgen en Covadonga

Cuando antes del verano se anunció que monseñor Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo, tendría que ser intervenido de un quiste en un riñón, no se sabía cuánto tiempo de reposo tendría que guardar. Ya a mediados del verano, ante la mejoría experimentada por el obispo, se anunció que, probablemente, podría participar en la celebración de la patrona de Asturias el 8 de septiembre.

Por suerte, la mejoría ha sido aún más rápida de lo esperado, y monseñor Sanz no solo presidirá la celebración eucarística y la posterior procesión con la virgen de Covadonga hasta la cueva en el santuario, sino que también se acercó hasta este enclave en medio de los Picos de Europa para iniciar la tradicional novena.

Durante su homilía, Sanz destacó que “hemos venido otros años, muchos años quizás, pero cada vez que comienza la novena de Covadonga se dan los factores biográficos más íntimos y discretos o los más públicos y notorios, que hace que lo que nos disponemos a vivir en estos nueve días tengan un halo de novedad, de estreno, de sorpresa, y no de cansina repetición de una inercia que nos ha dejado ya de conmover y despertar. Y esto es lo que pedimos en primer lugar en esta tarde: que sepamos reconocer el paso de Dios, la voz de María, que como una gracia inédita salen a nuestro encuentro para bendecirnos con el bien y con la paz de algo que llena de alegría el corazón porque nos corresponde sin medida a lo que en este momento de nuestra vida, la de cada uno, más estamos necesitando”.

Hasta el 7 de septiembre, se podrá participar de esta novena todos los días a las 7 de la tarde en la basilica de Nuestra Señora de Covadonga. Se puede consultar aquí el programa completo


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·