Lunes 20/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Ha dirigido el curso de verano “La reforma protestante: 500 años después”

Martínez Camino “desconoce” si el Papa va a nombrar otro obispo auxiliar en Madrid

Sobre si la archidiócesis madrileña necesita otro prelado además de él, afirma: “Es una opinión personal y, en cualquier caso, la mía no es relevante”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, ha dirigido el curso de verano en La Granda (Asturias) “La reforma protestante: 500 años después”. 
En declaraciones a Religión Confidencial afirma que la reforma de Lutero fue un fracaso y no cumplió con los objetivos deseados.

Juan Antonio Martínez Camino en La Granda. Foto Marieta. Juan Antonio Martínez Camino en La Granda. Foto: Marieta.

El curso ha sido impartido por especialistas católicos en la materia, de distintas disciplinas para un público especializado. Y ha dado la oportunidad de entablar un coloquio para exponer las distintas percepciones históricas.

En las jornadas, se han abordado el proceso y el fondo de la reforma de Lutero. "La reforma de Lutero no logró los objetivos que pretendía, tesis que también defienden algunos teólogos luteranos. El monje agustino quería reformar la Iglesia y lo que consiguió fue dividirla", declara Martínez Camino a Religión Confidencial

El obispo auxiliar de Madrid apunta a RC algunas de las consecuencias “indeseables” que trajo la reforma, y que se han expuesto en este curso. Una de ellas ha sido una división eclesiástica en Europa, la creación de un sistema eclesiástico paralelo a la Iglesia Católica. “La Iglesia se dividió en dos”, subraya.

En esta línea, el obispo auxiliar de Madrid ha declarado al diario El Comercio, que la reforma ha ocasionado una configuración progresiva del secularismo, de tal modo que la religión quedó relegada a la esfera de lo privado.

Diálogo y doctrina

Respecto al acercamiento ente luteranos y católicos, Martínez Camino recuerda que hay unión en algunos aspectos, pero en otros no. “Católicos y luteranos no estamos de acuerdo en el aspecto doctrinal de solo Escritura, o la libre interpretación de la Biblia, ya que la Sagrada Escritura necesita ser interpretada de acuerdo con la revelación”.

El obispo auxiliar quiere dejar claro que la Escritura necesita testigos, que son los Apóstoles, que dan testimonio de lo que han visto y oído. “No hay escritura sin testigo”, recalca.

Respecto a la relación que existe entre la Iglesia Católica y la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, que acaban de celebrar también los 500 años de la reforma, Camino confirma que las relaciones personales son buenas, pero insiste en que existen muchas diferencias doctrinales entre protestantes y católicos.

Un nuevo obispo auxiliar 

Aprovechando la conversación telefónica que Religión Confidencial ha mantenido con Juan Antonio Martínez Camino, este Confidencial le preguntó sobre el nombramiento de uno o varios obispos auxiliares en Madrid. Esta fue su respuesta: “Yo no sé nada”.

“¿Cree usted que la archidiócesis madrileña necesita un nuevo obispo auxiliar, además de usted, para ayudar al cardenal Carlos Osoro?”, preguntó RC. Y su respuesta fue: “Se trata de una opinión personal, y, en cualquier caso, la mía no es relevante”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·