Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Carlos Osoro ya ha manifestado su “dolor” por el uso dado en la iglesia de San Antón

Malestar en ámbitos próximos a la Conferencia Episcopal y también en Roma tras el homenaje tributado a Pedro Zerolo en una parroquia madrileña

Preocupación en las diócesis españolas a que estos hechos sienten un precedente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras el homenaje tributado en la Parroquia de San Antón -encomendada al cuidado del Padre Ángel y sus Mensajeros de la Paz- al político y activista gay Pedro Zerolo, las reacciones, dentro y fuera de la archidiócesis madrileña, no han tardado en producirse.

Padre Ángel

El Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, a través de un comunicado oficial, ha manifestado su "dolor" al conocer "a través de las informaciones publicadas en los medios de comunicación" la utilización que se ha dado a la iglesia de San Antón. Sus palabras son las siguientes: “Pido que la Iglesia, abierta a todos, sea para la oración y para la celebración de los Misterios del Señor y no para hacer manifestaciones ideológicas o políticas, sean las que fueren, que nada tienen que ver con la misión de la Iglesia a la que nos llama el Papa Francisco. Para esa misión se entregó ese Templo y, por ello, ruego a los responsables que sean coherentes con la misión recibida”.

Pero hay más. Fuentes próximas a la Conferencia Episcopal Española (CCE) han expresado para Religión Confidencial su “sorpresa y malestar” porque actos de este tipo sucedan dentro de una iglesia. Y en ámbitos cercanos a Roma también existe coincidencia en la sorpresa y el malestar causados por los referidos actos. A todo ello hay que añadir la preocupación reinante ya en varias diócesis españolas por la posibilidad que homenajes de este tipo sienten un precedente que pueda generalizarlos.

Mensajeros de la Paz

Desde el pasado 12 de marzo la parroquia de San Antón está encomendada al cuidado y atención de los Mensajeros de la Paz, la ONG presidida por el Padre Ángel. El tempo, propiedad de los padres escolapios, llevaba años cerrado. Durante su primera misa en el tempo, el Padre Ángel señaló que a la iglesia "estará abierta las 24 horas" para "acoger a todo el mundo que quepa y quiera compartir". 

Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·