Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

'Día de la Iglesia Diocesana'. Cómo sería la financiación de una Iglesia catalana independiente

Diócesis

La principal fuente de ingresos de la Archidiócesis de Barcelona es la Conferencia Episcopal (CEE) con una asignación que no es proporcional al número de contribuyentes que marcan la 'X' en esta provincia.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este mes de noviembre se celebra "El día de la Iglesia diocesana", una jornada de concienciación económica para que los fieles católicos se den cuenta de que deben ayudar a financiar a la Iglesia, ya que ya no se reciben ayudas económicas que no vengan directa o indirectamente de los fieles.

En Cataluña, la jornada se llama de forma distinta con el nombre de "Germanor". Y a la hora de pedir dinero la información está en catalán y en castellano, mientras que en el resto de informaciones diocesanas se utiliza prácticamente en exclusiva el catalán.

Coincidiendo con esta Jornada, las diócesis catalanas presentan sus balances económicos. Estos datos muestran unos números interesantes, teniendo en cuenta los anhelos independentistas de Cataluña y que cuentan con el apoyo de algunas organizaciones cristianas.

Pues bien, según el blog de información religiosa 'Germinangerminabit', la mayor partida económica en el capítulo de ingresos de la Archidiócesis de Barcelona es con diferencia la aportación de la Conferencia Episcopal Española, concretamente el año 2012 la CEE aportó 5.571.245 euros a la diócesis barcelonesa.

En comparación, la aportación total de la Jornada de "Germanor" del año pasado fue de 413.296 euros y que la aportación total de las 12 mensualidades que todas las parroquias tienen que hacer al obispado (que oscila entre un 30 y un 40% de todos sus ingresos) es de 2.580.762 euros.

La aportación de la Conferencia Episcopal corresponde a una parte de lo que ésta recibe a través de la Declaración de la Renta de aquellos que marcan la casilla de la Iglesia, pero no es proporcional a las casillas marcadas en cada diócesis, sino a otros conceptos como el número de sacerdotes o de parroquias.

Por tanto, una Iglesia catalana dejaría de recibir la aportación de la Conferencia Episcopal Española. Y aunque hubiese una supuesta declaración de la renta catalana y que las cruces marcadas en favor de la Iglesia en Cataluña se destinarían a la iglesia local. las aportaciones serían tremendamente inferiores.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·