Miércoles 22/11/2017. Actualizado 07:29h

·Publicidad·

Diócesis

Gestionan la Universidad Católica

La Cruzadas de Santa María asumen uno de los edificios emblemáticos de Ávila: el Convento de las Agustinas

Allí vivió Santa Teresa durante año y medio de su vida y recibió educación de María Briceño

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Instituto secular de Las Cruzadas de Santa María, presididas por Lydia Jiménez, se hará cargo de uno de los edificios más emblemáticos de la diócesis de Ávila, el Convento de las Agustinas, lugar en el que vivió Santa Teresa de Jesús durante un año y medio de su vida.

Convento de las Agustinas. Convento de las Agustinas.

Con esta cesión, se acrecienta la presencia de este Instituto en la diócesis de Ávila, en la que ya gestiona la Universidad Católica. Influencia que se está percibiendo en los trámites e informes para el nombramiento del nuevo obispo de Ávila.

La cesión del edifico y su nueva ocupación y destino a la formación de los jóvenes era una de las asignaturas pendientes de la diócesis. Un acto que el obispo ha querido se realice antes de que se produzca el nombramiento del nuevo prelado.

Recuerdo de Santa Teresa

Con una misa celebrada por el obispo, monseñor Jesús García Burillo, en el mes de agosto se procedió al traspaso de las Madres Agustinas, que gestionaban el convento desde el año 1504, a las Cruzadas de Santa María.

El obispo de Ávila comentó que se trata de un monasterio “importante por su tradición y la presencia de vida consagrada durante siglos” por parte de las monjas Agustinas, una de las cuales, María de Briceño, educó a Santa Teresa el tiempo que permaneció entre sus paredes.

Tras aclarar que el monasterio “no quedará cerrado”, García Burillo ha señalado que “de acuerdo con un proceso canónico”, se ha materializado la cesión a las Cruzadas de Santa María, para “ser utilizado como un servicio a la pastoral y, sobre todo, a la educación, que es su carisma”.

La capilla de este monasterio cuenta con un espectacular retablo de Juan Rodríguez y Lucas Giraldo, del siglo XVI.

El pasado mes de julio, la comunidad de Agustinas del convento abulense se fusionó con la Comunidad de Madres Agustinas de San Ildefonso, en Talavera de la Reina, Toledo. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·