Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La visita del Papa a Frascati

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI visita Frascati, la ciudad que más Papas ha dado después de Roma. Será el tercer Pontífice que visita la ciudad en medio siglo y lo hace recordando el Concilio Vaticano II y a sus predecesores.

Ha sido una visita rápida, pero no fugaz. El Papa entraba en la ciudad a las 9 de la mañana. El primer encuentro fue con el Santísimo en la Catedral. Después, los saludos de rigor a las autoridades civiles. Cientos de personas le esperaban, querían ver de cerca a Benedicto XVI, a pesar del calor que ya a esas horas de la mañana azotaba la pequeña ciudad.

El Papa les dijo que recordaran la belleza del Concilio y de ser Iglesia, cada uno en su vocación específica. Y dijo que es especialmente importante que los jóvenes acojan con plenitud "la riqueza de estos dones", por eso les insistió en que "sean personas que rezan" y que permanezcan unidos a Cristo en la oración y la Eucaristía.

La ciudad de Frascati tiene un significado particular para Benedicto XVI. El obispo ordinario de la ciudad es un gran amigo suyo, monseñor Raffaello Martinelli, que fue su colaborador durante muchos años en la Congregación para la Doctrina de la Fe y coincide que el cardenal Bertone, mano derecha del Papa y número dos del Vaticano, es el obispo titular de la ciudad.

Es la segunda salida de Benedicto XVI en este verano del 2012. Hasta ahora, no realizaba apariciones públicas para poder descansar, pero este año ha roto la tradición con la pasada salida a Nemi y ahora con esta visita a Frascati.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·