Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:34h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Mercedes De La Torre

Las sorpresas del Papa Francisco

El Papa Francisco continúa a sorprender incluso a sus colaboradores cercanos. Lo he comprobado con algunos detalles este 24 de febrero cuando participé como periodista en algunos momentos del encuentro que mantuvo con el presidente de Haití, Michel Joseph Martelly quien ha visitado Roma en ocasión del pasado Consistorio en el cual ha sido creado el primer cardenal de la historia de este país, Chibly Langlois.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Audiencia del presidente de Haití con Francisco Audiencia del presidente de Haití con Francisco

El primer aspecto que quisiera resaltar es que la Oficina de Prensa de la Santa Sede esperaba que el presidente de Haití hablara en francés con el Papa Francisco por lo que los dos periodistas que seguirían la audiencia eran francófonos, pero después hubo cambio de planes y participé yo junto a un colega francés. La primera sorpresa fue el saludo en español entre ambos, no había ningún intérprete y conversaron en español por más de 20 minutos en un encuentro privado en la Biblioteca del Palacio Apostólico.

 

Acerca el contenido del coloquio privado, un comunicado vaticano ha indicado que se puso en relieve “el aprecio por las buenas relaciones entre Haití y la Santa Sede, subrayando la preciosa aportación social que la Iglesia Católica ofrece al país, sobre todo en los ámbitos de la educación y la sanidad, así como en el sector de la caridad”, por ejemplo, el Pontificio Consejo Cor Unum y la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) han enviado ayuda material y humanitaria durante estos cuatro años.

 

Además, la nota oficial ha destacado también que durante el diálogo se ha resaltado “la importancia de continuar los esfuerzos de reconstrucción del país y de favorecer un diálogo sincero entre las diversas fuerzas institucionales para la reconciliación y el bien común, tanto fuera como dentro de esa nación”. En esta línea, al finalizar la audiencia privada el mandatario Michel Joseph Martelly le pidió sus oraciones al Papa “para que Dios le conceda la fuerza” y Francisco añadió que también “sabiduría”.


Otra cuestión que me parece interesante compartir es que antes de comenzar el momento del intercambio de regalos, el Papa decidió “agregar uno para el presidente” y pidió inesperadamente  una copia de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium en francés, fue simpática la escena en la que uno de sus colaboradores “corría” buscando una copia del documento y lo dijo en voz alta.


Y así, tras los saludos y las fotos oficiales, el Papa le entregó al Presidente de Haití una copia del documento de Aparecida –como lo ha hecho con todos los mandatarios de Latinoamérica- y una medalla plateada con el ángel de la paz con un mensaje en italiano que decía “un mundo de solidaridad y de paz fundado sobre la justicia”. Al finalizar, la exhortación apostólica llegó just in time, el Papa se la entregó al mandatario y le recomendó leer el capítulo 4 titulado “la dimensión social de la evangelización”.


Cuando se marchó la delegación oficial compuesta por la primera dama y ocho personas más, algunos pudimos saludar brevemente al Papa Francisco. Cuando fue mi turno le agradecí nuevamente por su cercanía al haberme llamado por teléfono y enviado un sobre el mes pasado. Gestos que, seguramente, jamás olvidaré.


@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·