Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Los retos del 2012 para el Pontificio Consejo para la Familia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Osservatore Romano publica una larga entrevista al presidente del Pontificio Consejo para la Familia, cardenal Ennio Antonelli, mientras que en Madrid se ultiman los preparativos para la Misa de la Familia celebrada por el cardenal Rouco Varela, concelebrada por cuatro cardenales y cerca de 40 obispos, y a la que se espera que asistan un millón de personas.

En la entrevista el cardenal cuenta como se están preparando para la celebración en Milán, del 30 de mayo al 3 de junio, del séptimo encuentro mundial de las familias al que participará Benedicto XVI. Durante el encuentro se considerará el papel que tiene la familia en la nueva evangelización ya que según el cardenal, en la sociedad secularizada en la que vivimos, "la familia tiene grandes posibilidades de irradiar el Evangelio en casa, entre los vecinos, parientes y amigos, en las comunidades eclesiásticas y en los ambientes sociales".

Pero el Pontificio Consejo para las Familias no se queda ahí. Trabajan ya para el encuentro mundial del 2015. Presentarán en las próximas semanas al Papa las posibles ciudades que lo pueden organizar y le propondrán temas para que Benedicto XVI pueda anunciar durante el encuentro de Milán la ciudad y el mensaje escogidos para el encuentro del 2015.

Además del encuentro mundial de las familias, este dicasterio vaticano está trabajando para el año que viene en un catecismo específico para las familias que ayude a los padres a trasmitir la fe a sus hijos. También tienen previsto una serie de publicaciones que ayuden a las familias a rezar en casa. De esta manera concretizan las palabras que Benedicto XVI pronunció en la última audiencia general del 2011 en la que subrayaba que la familia es "la primera escuela de oración".

Otras prioridades del Pontificio Consejo para el 2012 son: seguir trabajando en el Vademecum para la pastoral del matrimonio; mejorar la web familia.va; realizar un video sobre el año litúrgico para explicar las fiestas a los más pequeños; organizar un congreso de espiritualidad conyugal con el propósito de abrir próximamente un centro específico en Nazareth y difundir en el mundo la "Familiaris consortio".

Para el presidente del Pontificio Consejo, la exhortación apostólica post sinodal "Familiaris Consortio", promulgada por Juan Pablo II hace 30 años, sigue siendo un pilar fundamental en la pastoral familiar. Las familias católicas se tienen que comprometer cada vez más en la evangelización y en defender esta institución en el ámbito social, cultural y político.

Antonelli también hace balance de la situación actual de las familias. Dice que la crisis de la familia es innegable ya que en casi todo el mundo hay una disminución de matrimonios que además se celebran siempre a una edad más avanzada y con un calo en la procreación de hijos. También aumentan los divorcios, las convivencias, las relaciones homosexuales, la procreación artificial, los hijos fuera del matrimonio y los que deciden vivir una vida de solteros.

El purpurado cuenta como en la plenaria del Pontificio Consejo celebrada en noviembre se habían tratado estos problemas y se habían individuado algunas causas como "la promoción de los métodos anticonceptivos que permiten separar fácilmente el acto sexual de la procreación y del amor; la mentalidad subjetivista y relativista; la búsqueda de la realización exclusivamente a través del trabajo y la secularización que deja fuera a Dios de la vida de los hombres". Al mismo tiempo han visto muchas señales positivas que les hacen pensar en un futuro esperanzador.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·