Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Los lefebvrianos filtran su posición

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras su Capítulo general, el grupo tradicionalista ha publicado un comunicado en el que, de manera sutil, dan a entender que no aceptarán la propuesta del Vaticano porque las "innovaciones del Concilio Vaticano II permanecen manchadas de errores".

La Fraternidad Sacerdotal de San Pío X ha publicado un comunicado en el que se filtra su posición respecto a la propuesta que les llegó de Roma. Se trata de un documento sutil, en el que con lenguaje enrevesado dan a entender que no aceptarán por ahora la oferta del Vaticano.

El principal logro del Capítulo general que terminó el pasado sábado ha sido resolver el cisma interno y conseguir ponerse de acuerdo sobre las condiciones para una eventual reconciliación con Roma. Hasta ahora los lefebvrianos estaban divididos entre los que querían la unión con el Vaticano, grupo que encabezaba monseñor Bernard Fellay, y otra facción en contra, en la que estaban varios de sus principales obispos. Ahora Fellay representa a todos.

El comunicado evita dar una respuesta explícita, pero se da a entender por la dureza del lenguaje y las descalificaciones a la Iglesia católica, que no darán su brazo a torcer. "Las innovaciones del Concilio Vaticano II permanecen manchadas de errores", subraya el informe y continua hablando de que seguirán fieles a la tradición y "esperan que un debate franco y serio sea posible, teniendo como finalidad el retorno de las autoridades eclesiásticas a la Tradición".

Siguen convencidos de que ellos no deben volver a la Iglesia católica porque nunca se fueron de ella. Que tras el Concilio Vaticano II se produjo una traición a la Tradición del Magisterio, a la que sólo ellos han sabido permanecer fieles. Tanto es así que citan unas palabras de Marcel Lefebvre, su fundador, en las que pide a la Virgen que "intervenga para expulsar a los enemigos internos, que tratan de destruir la Iglesia más radicalmente que los enemigos externos".

El 'no' era previsible, pero los términos de la respuesta son verdaderamente sorprendentes y aún más increíble es que el Vaticano no haya recibido todavía "ninguna comunicación oficial por parte de la Fraternidad Sacerdotal para la continuación del diálogo entre la Fraternidad y el Vaticano". A pesar del tono de la filtración, el Vaticano deja una puerta abierta a la negociación.

Roma lleva décadas intentando traer al redil a estos 500 sacerdotes y 100.000 seguidores y aunque parece que el fin está cada vez más cerca, la respuesta parece no ser la adecuada para todos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·