Viernes 22/06/2018. Actualizado 01:16h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Era autor de un libro dirigido a millennials católicos

La fiscalía investiga la muerte de Freeman, el religioso fallecido horas después de acolitar en la Misa de Pascua del Papa

El Arzobispo secretario para los seminarios de la Congregación del clero explica cómo era el seminarista que perdió la vida inesperadamente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algunos medios italianos despiertan polémicas por la muerte repentina del seminarista  Antonhy Freeman, Legionario de Cristo, que falleció tras celebrar la Pascua en el Vaticano.


Antonhy Freeman. Antonhy Freeman. ReligionConfidencial

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Como cada año, el final de la Semana Santa en Roma estuvo protagonizada por la estupenda vigilia pascual dentro de la Basílica vaticana el sábado por la noche y por la Misa de Resurrección al día siguiente por la mañana en la plaza de San Pedro, seguida por el solemne mensaje del Papa Francisco y la Bendición Urbi et Orbi impartida desde el balcón central de la fachada de la Basílica.

La Celebración Eucarística del domingo por la mañana es una de las más concurridas del año, por lo que es un honor asistir, y más aún participar activamente en alguna parte de la liturgia presidida por el Santo Padre. Tal fue el caso de un grupo de seminaristas de distintas nacionalidades que fueron acólitos en la Misa, entre ellos, el religioso estadounidense Anthony Freeman de 29 años que vivía en Roma y se preparaba para su ordenación diaconal en EEUU el próximo mes de julio.

Este joven religioso de la Congregación de los Legionarios de Cristo falleció en su habitación horas después de tal Misa, todavía se desconoce la causa de su muerte, hecho que ha causado asombro dado que contaba con un aspecto deportivo que reflejaba buena salud.

A pesar de vivir en un período de formación para el sacerdocio, el hermano Freeman era un joven activo en las redes sociales y recientemente había publicado un interesante libro en inglés titulado "Un paso más cerca: 40 dosis de motivación, trucos y experiencias para compartir con milenials católicos" (One step closer: 40 doses of motivation, hacks, and experiences to share with millennial catholics).

Polémicas ante su muerte 

Después de que la Congregación difundiera el anuncio de su muerte, distintos medios internacionales e italianos informaron sobre la noticia. Medios como Aciprensa y RomeReports resaltaron detalles de su personalidad y aspectos de su vida espiritual, incluso esta última agencia de televisión difundió testimonios de algunos de los seminaristas que iban a ser ordenados diáconos junto a él.

Sin embargo, otros medios locales como Il Messaggero o La Repubblica  han presentado esta historia como un caso de misterio en el que despiertan dudas sobre el tipo de muerte del religioso y han informado que las autoridades italianas han abierto una investigación por lo que todavía se esperan los resultados de la autopsia para conocer el motivo del fallecimiento y la hora concreta en qué ocurrió, pues según dicen, no coincidiría con lo informado inicialmente.

Si bien, esta Congregación religiosa ha dado mucho de qué hablar en el pasado por diferentes motivos, desde las acusaciones a su fundador Marcial Maciel, o casos más recientes como el del sacerdote Óscar Turrión, ex rector del seminario Maria Mater Ecclesiae de Roma que abandonó la institución tras anunciar que tenía dos hijos con una mujer italiana, también es verdad que hay muchos miembros e iniciativas con fuerte espíritu eclesial.

En esta línea, el Arzobispo secretario de los seminarios de la Congregación del clero, monseñor Jorge Carlos Patrón Wong, ha hecho una declaración para Religión Confidencial sobre el joven recién fallecido, a quien conoció bien por el cargo que desempeña en el Vaticano y que conversó con él pocas horas antes de morir al finalizar la Misa de Pascua. 

“Transmitía el Evangelio”

Monseñor Patrón Wong aseguró que el hermano Antonhy Freeman  “era un joven lleno de Cristo, y porque estaba lleno de Cristo lo comunicaba siempre de mil formas: orando, sonriendo, trabajando, charlando, escuchando -y añadió- y lo transmitía personalmente y también a través de las redes”.

Además, el Arzobispo secretario de los seminarios del mundo dijo que el hermano Anthony “siempre fue muy humano y muy creativo, porque se dejaba guiar por el buen Espíritu, el Espíritu Santo, y tenía muchos detalles personales”.

Como por ejemplo, Patrón Wong detalló detalles personales como el recuerdo con cariño de las diversas ocasiones que se encontraron y que el joven le compartía algo que le habían enviado de EE.UU, como la mantequilla de maní, que de hecho conserva todavía el último frasco que le regaló.

Por último, monseñor Jorge Carlos explicó que Dios le regaló también la oportunidad -providencialmente- de conversar con él pocas horas antes de su muerte porque el domingo de Pascua cuando terminó la Eucaristía y la Bendición Urbi et Orbi del Santo Padre conversaron unos minutos esperando el autobús “me habló de su reciente retiro espiritual, sobre la ordenación diaconal próxima, sobre los proyectos de apostolados próximos” y concluyó  “nunca olvidaré cómo nos despedimos: con un fuerte abrazo, un apretón de manos y diciendo felices pascuas ¡Jesucristo ha resucitado!”.

Twitter: @mercedesdelat

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·