Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La inminente gracia papal a Paoletto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El caso Vatileaks está cerrado pero no archivado. Rumores vaticanos aseguran que el perdón del Papa está al caer. Concretamente en menos de una semana.

El perdón del Papa está más cerca que nunca. La condena que Paoletto está cumpliendo en la celda de la gendarmería vaticana debería haberse cancelado el pasado sábado. Se esperaba un comunicado por el que el Papa anulaba los trece meses de cárcel a su exmayordomo. Pero por motivos que se desconocen no fue así, aunque será dentro de muy poco.

Quizás Benedicto XVI prefería reunirse antes con los tres cardenales que forman la comisión de investigación del Vatileaks, con los que ha estado hoy. Entre las audiencias con el líder palestino Abu Mazen y con la delegación del Comité Olímpico Italiano, con la discreción con la que ocurren las cosas en el Vaticano, también ha aparecido la reunión del Papa con los cardenales Herranz, Tomko y De Giorgi. Tras los últimos coletazos de este caso sin precedentes en el Vaticano, el juicio del informático Claudio Sciarpelletti y la reclusión de Paolo Gabriele, los cardenales han pasado a informar de los últimos cabos sueltos que quedan en este caso. Y uno de ellos habrá sido, sin duda, la fecha del perdón papal que llegará antes del día de Navidad, para que así el ex mayordomo pueda pasar las fiestas en familia.

Según Andrea Tornielli, Benedicto XVI quiso hacer saber que la gracia no se ha dado de manera inmediata o de manera descontada. Y es que ya se adelantaba hace unos días que en el Vaticano se le estaba buscando un nuevo trabajo y residencia al exmayordomo del Papa para cuando saliera de la cárcel. Al igual que a Claudio Sciarpelletti, que sigue trabajando en la Secretaría de Estado, ahora en la oficina de estadística.

Sin duda, el escándalo Vatielaks abrió una caja de Pandora que en el Vaticano aún intentan controlar. Y de hecho ha sido el mismo Benedicto XVI el que ha puesto orden. Tras las rencillas internas que se hicieron públicas y los documentos confidenciales que salieron a la luz el Vaticano ha entendido que hace falta algo más que una recomendación o una hoja de servicios inmaculada. Por eso, además del sistema de seguridad que se instalará en el Palacio Vaticano y que controlará la entrada y salida, el Vaticano también ha comenzado a poner mucho más cuidado en la información. Y este cuidado comienza desde la contratación de personal. Ahora la supervisan los distintos departamentos del Vaticano y otra comisión superior a ellos y dependiente de la Secretaría de Estado, capitaneada por monseñor Peter Wells. La importancia de la comunicación y de la estrategia comunicativa, que se ha remediado con la creación de la figura de Asesor de comunicación que ocupa Greg Burke, o la desitalianización de la curia, que el Papa en el último consistorio.

Llegará la gracia papal, el perdón que Benedicto XVI ya ha dado a su ex mayordomo que le traicionó se hará oficial, pero el caso vatileaks dejará grandes cambios dentro de los muros vaticanos, muchos que veremos o tantos otros de los que nunca sabremos.

@blancaruizanton

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·