Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

¿Un gran evento en el Vaticano para antes del verano?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Juan Pablo II podría ser beatificado en 2011, quizá antes del verano. En las últimas semanas, la consulta médica de la Congregación para las Causas de los Santos se ha mostrado favorable al milagro atribuido a la intercesión del Papa polaco, la curación de una monja francesa de Parkinson, y los teólogos están examinando estos días la documentación.

Cuenta el vaticanista Andrea Tornielli que antes de que el material llegue a Benedicto XVI, los cardenales y obispos miembros de la congregación se reunirán a mediados de enero para examinar el milagro y emitir su voto.

Como se recordará, el decreto sobre las virtudes heroicas de Karol Wojtyla, que de hecho marca el final del proceso, fue promulgado por el Papa el 19 de diciembre de 2009, tras el voto unánime de los cardenales y obispos. El postulador de la causa de beatificación, monseñor Slawomir Oder, había presentado a la congregación un presunto milagro entre los numerosos recibidos por intercesión de Juan Pablo II.

Se trata de la curación de la hermana Marie Simon-Pierre, una monja francesa de 44 años, que sufría de una forma agresiva de Parkinson. La enfermedad, que la obligó a abandonar su servicio en la sala de maternidad de un hospital de Arles, desapareció inexplicablemente después de que las religiosas se dirigieran en junio de 2005 a Juan Pablo II, justo después de su muerte.

La comisión médica, presidida por el profesor Patrizio Polisca, médico personal de Benedicto XVI, no se reunía desde hace unos meses para discutir el caso y determinar si la curación es científicamente inexplicable. Uno de los especialistas había expresado sus dudas sobre el diagnóstico inicial y quería comprobar que, efectivamente, la monja curada había sufrido de Parkinson. Sin embargo, tras un nuevo examen especial se ha eliminado toda duda.

Aunque algunos interpretaron el “parón” de los últimos meses como un deseo de frenar la beatificación, en los debates y las votaciones que han acompañado el proceso nunca se han expresado dudas acerca de la santidad personal de Juan Pablo II. La reunión de los médicos y teólogos que han dado luz verde, tuvo lugar a finales de 2010, en la más estricta confidencialidad.

Tras el voto favorable sobre las virtudes heroicas, que ha otorgado a Wojtyla el título de “venerable”, y el de la consulta médica sobre el milagro, se espera que el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, pueda someter al Papa la aprobación del milagro. A partir de entonces, la beatificación de Juan Pablo II será cuestión de tiempo. En teoría es posible que se celebre el quinto aniversario de su muerte, el 2 de abril de 2011, o en una fecha en mayo. O si no, en octubre, en el aniversario de la elección al papado.

Por Alfonso Bailly-Bailliére

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·