Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El español que podría ser número dos del Vaticano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Uno de los nombres que más se rumorea como sucesor de Bertone es el del español Santos Abril y Castelló.

El pasado sábado el Papa Francisco confirmó a todos los puestos vaticanos, que durante el periodo de Sede Vacante habían tenido que renunciar. Sin embargo, como es costumbre, el nuevo pontífice los ha confirmado en su puesto, aunque eso no significa que no vayan a haber cambios.

Uno de los cargos más importantes es el de Secretario de Estado, que hasta ahora ocupa el salesiano Tarcisio Bertone. Sin embargo, el nombre de Santos Abril suena por el interior de los muros vaticanos como su sucesor.

Abril y Castelló tiene 76 años y es diplomático del Vaticano, de la vieja escuela. Conoció al cardenal Jorge Bergoglio cuando era nuncio en Argentina y desde ese momento nació una amistad que quizás le valga el puesto de número dos del Vaticano. También ocupó el puesto de vicecamarlengo, junto con el español Eduardo Martínez Somalo, que hacía las veces de camarlengo.

Sin embargo, con su nombramiento como cardenal en febrero de 2012, dejó el puesto de vicecamarlengo y fue nombrado arcipreste de la basílica de Santa María Mayor, una de las cuatro basílicas más importantes de Roma y la primera visita que el Papa Francisco realizo al día siguiente de ser elegido.

Quizas el único problema que se presenta ante su nombramiento sea precisamente su punto fuerte, es decir su formación 'a la vieja escuela'. Hasta ser nombrado cardenal, los medios de comunicación a penas tenían fotos de Santos Abril, y tampoco disponía de una dirección de correo electrónico. Los tiempos han cambiado y en el Vaticano cada vez más son conscientes de que para comunicar el Evangelio hay que estar presentes en el mundo, donde es absolutamente imprescindible saber comunicar una buena comunicación. El cardenal Santos Abril posee una extraordinaria capacidad diplomática, pero según los esquemas de hace varias décadas, algo que dificulta en un mundo gobernado por el 2.0.

La renovación de la Curia vaticana, si se da, debe comenzar pronto, antes de que se pase la fuerza del impacto de la elección y los acomodados se vuelvan a asentar en El puesto. 'Francisco, renueva mi Iglesia" parece ser el plan que trae el nuevo Papa y parece que parea conseguirlo hay que empezar por la dentro, en concreto por la misma Curia.

@blancaruizanton

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·