Jueves 19/10/2017. Actualizado 19:01h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Algunos dirán que el Papa es comunista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras las palabras del Papa Francisco en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares que se lleva a cabo en el Vaticano del 27 al 29 de octubre y que ha reunido más de 150  líderes de diferentes agrupaciones del mundo.

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

El mismo Pontífice ha confiado en un discurso, este martes 28 de octubre, que cuando él aborda cuestiones de la doctrina social de la Iglesia “para algunos resulta que el Papa es comunista”.

Sin embargo, Francisco ha sido nuevamente claro al insistir en que “el amor de los pobres está al centro del Evangelio” por lo que solicitar tierra, techo y trabajo para todos se trata de pedir “derechos sagrados” y por eso, ha reiterado que “reclamar esto no es nada raro” sino que es la doctrina social de la Iglesia.

El Papa ha agradecido el trabajo de los participantes a esta reunión que ha sido organizada de manera conjunta por la Academia Pontificia para las Ciencias Sociales y el Consejo Pontificio Justicia y Paz con el apoyo del argentino Juan Grabois quien es responsable de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular.

Se trata de un encuentro sin precedentes ya que los participantes representan a trabajadores precarizados y al sector popular, informal y de autogestión, campesinos sin tierra, pueblos indígenas, personas que viven en suburbios y asentamientos informales, organizaciones sindicales, sociales y de derechos humanos. De Latinoamérica han asistido de Argentina, Brasil, México, Honduras, Colombia, El Salvador, Nicaragua, Paraguay, Guatemala, Ecuador, Venezuela, Cuba y Bolivia. Esta última delegación encabezada por su Presidente, Evo Morales.

Sobre esta reunión, el Papa ha explicado que no respondía “a una ideología” sino que los Movimientos Populares buscan que “se escuche la voz que, en general, se escucha poco”. Por eso, ha asegurado que “esta lucha” hace “bien a todos” ya que es como “una bendición de humanidad”.

“No se puede abordar el escándalo de la pobreza promoviendo estrategias de contención que únicamente tranquilicen y conviertan a los pobres en seres domesticados e inofensivos” ha asegurado Francisco quien ha afirmado con palabras fuertes “qué triste ver cuando detrás de supuestas obras altruistas, se reduce al otro a la pasividad, se lo niega o peor, se esconden negocios y ambiciones personales: Jesús les diría hipócritas”.

Por último, el Papa ha asegurado a los presentes que los acompaña “de corazón” para decir juntos: “ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ninguna persona sin la dignidad que da el trabajo”.

@mercedesdelat

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·