Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El día de los cuatro Papas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un evento histórico que quizá no ocurrirá nuevamente o al menos en poco tiempo…

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Este domingo 27 de abril no fue una canonización más, sino que dos grandes Papas fueron proclamados por la Iglesia como “santos” y en la ceremonia lo hicieron los “dos” Papas vivos. Un concepto sin precedentes.

La imagen de la llegada del Papa emérito Benedicto XVI y el saludo con el Papa Francisco tiene un fuerte significado, se trató de la primera vez que concelebra una Misa como Pontífice “emérito” y lo hizo frente a casi un millón de personas reunidas en Roma para esta ocasión.

En esta línea, la grande cita del domingo por la mañana en la Ciudad Eterna no fue el comienzo de esta breve historia, sino que comenzó el sábado por la tarde cuando comenzaron a llegar peregrinos que querían estar ahí más de 24 horas para reservar un lugar.

A pesar de ello, el sábado a las 18.00 horas como había anunciado la Oficina de Prensa de la Santa Sede, la policía retiró a los peregrinos localizados en la Plaza de San Pedro, pero posteriormente duraron horas para poder recorrer la multitud reunida hasta conseguir vaciar la Via della Conciliazione.

Poco a poco banderas, vestidos típicos, pancartas, sonrisas, ancianos y jóvenes de los cinco continentes del mundo se reunieron en las zonas cercanas al Vaticano para poder seguir el rito de canonización y la Misa de Canonización de los dos Papas. El alcalde de Roma aseguró que habían sido más de un millón de personas.

Uno de los momentos más emotivos fue durante el rito de canonización, cuando llegaron los relicarios de los dos nuevos santos Papas. Los grandes retratos de sus beatificaciones, las flores procedientes de Ecuador y el buen clima primaveral de Roma.

Por la tarde, numerosos peregrinos soportaron la lluvia para esperar poder entrar a venerar a las tumbas de san Juan Pablo II y san Juan XXIII. Fue notorio observar también el alto número de personas procedientes de Polonia.

De este modo, Papa Francisco pudo declarar este domingo que Juan Pablo II y Juan XXIII –dos Pontífices que él conoció- pueden ser modelos para cada persona y en concreto, Wojtyla será recordado como “el Papa de la familia” precisamente en el momento en que la Iglesia profundiza acerca de una necesaria reforma pastoral familiar.

@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·