Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El delicado viaje de Benedicto XV al Líbano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI pasará tres días en el país del cedro. La situación política en los países vecinos hace de esta visita un de los viajes más delicados que el Papa ha hecho hasta ahora.

Benedicto XVI está decidido a ir al Líbano, a pesar de los ataques violentos registrados en Libia, Siria, Egipto y Yemen en los últimos días, previos a su viaje. El Papa se traslada a a Oriente Medio para llevar un mensaje de paz, la 'excusa' es la entrega de la exhortación apostólica 'Ecclesia in Medio Oriente' que resume las conclusiones del sínodo sobre Oriente Medio que tuvo lugar en el Vaticano en octubre de 2010.

Durante los días del sínodo, se trataron algunos de los puntos principales que afectan a la a esa zona del mundo. Quizás pueda parecer que el éxodo de cristianos de esa parte del mundo perjudique tan sólo a la Iglesia católica, pero con una visión más amplia se ve que ese éxodo está motivado en gran parte por la falta de paz.

Por eso, a pesar de sus 85 años, de la situación extremadamente delicada de los países vecinos y de que arriesga mucho más que su integridad personal, el Papa está decidido y va a Beirut a encontrarse no sólo con los principales representantes del Líbano, sino de todo el Medio Oriente. Se verá con los obispos de la zona, con las distintas confesiones católicas, cristianas y también con los musulmanes. A cada grupo les hablará de un modo distinto, pero el mensaje seguirá siendo el mismo: paz para Oriente Medio. Por eso, a pesar de los recientes atentados y actos violentos, Benedicto XVI no tiene miedo y por eso ha elegido el lema del viaje: 'Os doy mi paz'.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·