Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa cambia las normas que ya había iniciado Benedicto XVI

Así trabaja el nuevo contable que llevará las finanzas en los procesos de canonización

El misionero Fidel González, consultor del vaticano para las Causas de los Santos, explica que la figura del administrador hará más transparentes las cuentas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Santa Sede, a través de su Secretario de Estado, Pietro Parolín, presentó el pasado 10 de marzo las nuevas normas sobre la “Administración de los bienes respecto a las causas de beatificación y canonización”. Para explicar esta nueva normativa, Religión Confidencial ha entrevistado al misionero comboniano del Corazón de Jesús, Fidel González Fernández, consultor vaticano de la Congregación para las Causas de los Santos y para la Evangelización de los Pueblos. 

Fidel González Fernández, misionero comboniano del Corazón de Jesús, consultor vaticano de la Congregación para las Causas de los Santos. Fidel González Fernández, misionero comboniano del Corazón de Jesús, consultor vaticano de la Congregación para las Causas de los Santos.

El asturiano Fidel González Fernández lleva trabajando en la Congregación para las Causas de los Santos más de 30 años y por sus manos han pasado más de 200 procesos de canonización. Respecto a la novedad de la figura del administrador, el religioso indica que “este nuevo trabajador es similar a un contable, que será nombrado normalmente por el obispo que ha valorado la causa, pero también puede ser nombrado por el Vaticano, aunque no dependa directamente de él” 

Este administrador debe presentar todos los movimientos económicos a la Santa Sede: de dónde proviene el dinero, en qué se ha gastado, etc. Será una figura externa al proceso, vigilará de alguna manera que los postuladores obren con transparencia y fiscalizará todos los dineros que se manejen en las causas de canonización.

“Esta una nueva medida pretende hacer más transparentes las cuentas del Vaticano, medidas que las comenzó Benedicto XVI. Uno de los grandes problemas que había es que los postuladores podían tener cuentas acumulativas, las cuales generaban beneficios, algo que está prohibido. Para que no ocurra esto, el Vaticano exige que cada causa tenga su propia cuenta bancaria”, detalla a RC el religioso.

Fidel González declara que “esta nueva normativa se ha impulsado porque en ocasiones, se ha actuado con mala praxis. Hubo postuladores que acumularon dinero y obtuvieron beneficios”.

Fondo de solidaridad

El misionero indica que “sobre los procesos de canonización hay confusión e ignorancia. El documento de la Santa Sede hay unas normas que aparentan ser nuevas, pero no lo son. No es un decreto, es una notificación de que las normas deben cumplirse, con la única novedad de la figura del administrador. Quien comenzó esta reforma buscando una mayor claridad en las cuentas fue el Papa Benedicto XVI”.

En este contexto, Fidel González explica que en un proceso de beatificación o canonización hay tres actores: “los encargados de promover una causa determinada, el obispo de la diócesis donde se quiere presentar la causa y el postulador, el cual prepara toda la documentación necesaria y obrará siempre en función de los actores”.

Sobre el postulador, aclara: “Es el encargado de abrir lo que se conoce como una cuenta económica para los gastos del procedimiento y de las investigaciones. Este dinero normalmente procede de las donaciones de los fieles. De la utilización de este dinero, así como de su procedencia, el postulador tiene que dar cuentas al obispo dos veces al año. El Vaticano no interviene económicamente de ninguna manera”.

Sobre la posibilidad de que estas normas provoquen que haya menos santos, Fidel González sostiene que “en absoluto. Lo que hace menos santos es que las causas no estén bien hechas. Sobre cien causas que llegan aquí, pasan treinta. Si no se reúne el dinero suficiente, como sucede en algunos países con escasos recursos o un número bajo de católicos, se recurre al Fondo de Solidaridad”. El religioso indicó que “cuando se cierra un proceso, el dinero que sobra (si es que sobra), no vuelve a los actores, estos fondos van a parar al fondo anteriormente mencionado”.

Único postulador del niño mexicano

El misionero Fidel González es el único postulador de la causa del niño mexicano José Sánchez del Río, que será canonizado el 16 de octubre de 2016. Su nombramiento se debe a que conoce profundamente la historia de México y la persecución que sufrieron los cristianos en la década de 1930, que dio origen a la Guerra Cristera.

“Llevo trabajando en ello desde 1988, es un mártir de primera categoría. Luchó por el derecho fundamental de la libertad religiosa, prohibida por la Constitución mexicana de 1917 y aprobada por un estado declaradamente masónico. Este muchacho al que le faltaban dos meses para cumplir 15 años, ofreció su vida por defender la fe y su derecho a la libertad religiosa, gritando ¡Viva Cristo Rey!, aun cuando le habían roto la boca con la culata de los fusiles”, declara.

Con gran estupor confiesa que “es un caso que ha conmovido a medio mundo. Tanto es así que en México se ha censurado durante mucho tiempo el suceso”.

La confusión histórica de España

Respecto a la situación que vive España, el misionero indica: “Vive un momento de confusión total. No hay una Constitución como la mexicana de 1917, pero en la práctica hay muchas personas que sostienen esta concepción totalitaria. El Estado no puede decidir cómo debo nacer, como debo ser educado o como debo morir. El Estado no es fuente de moralidad. Puede tutelar mis derechos pero jamás otorgármelos”.

Ante esta situación, el misionero sostiene que “la Iglesia Católica debe defender el derecho natural que no es positivo, es natural. Esto es fundamental. Basta mirar el problema de los refugiados y la posición ambigua de los estados”. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·