Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Mercedes De La Torre

Tras el consistorio, algunos saludos de cortesía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los saludos de cortesía, llamados previamente “de calor”, se han llevado acabo principalmente en dos espacios diferentes del Vaticano: el Palacio Apostólico y el Aula Pablo VI. Son una buena oportunidad para quienes vivimos en Roma para felicitar personalmente y/o conocer al nuevo cardenal.


En algunos casos significa casi una ocasión “única” para tener una impresión directa de la persona, como por ejemplo, en esta ocasión entre los curiales se encontraba el Secretario de Estado, Pietro Parolin, del Prefecto de la Congregación para el clero, Beniamino Stella, del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Ludwing Müler.


En concreto, quisiera resaltar la amabilidad del neo purpurado español que era acompañado también por algunos miembros de su familia, como por ejemplo, su prima en silla de ruedas y otros familiares y eclesiásticos, entre ellos, el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela.


Por otro lado, una impresión general de los presentes que merece la pena notar ha sido la cercanía del neo purpurado argentino, sucesor  del cardenal Bergoglio y actual arzobispo de Buenos Aires, Mario Aurelio Poli, quien tiene también una personalidad cercana, dialogaba tranquilamente con la gente y en el momento en el cual un colega le preguntó el correo de su secretario, él contestó con amabilidad: “no tengo secretario”.


Asimismo, el nuevo cardenal de Nicaragua, Leopoldo José Brenes Solórzano ha confiado con sencillez que algunos de sus familiares llegaron al consistorio directamente del aeropuerto porque tuvieron retrasos en los vuelos en una de las escalas en centro américa: “mis hermanas llegaron desde Nicaragua a Roma a las nueve de la mañana y la ceremonia era a las once en la Basílica de San Pedro por lo que tuvieron que cambiarse en el avión y llegaron directo al Vaticano pocos minutos antes del inicio”. Acerca del hecho de que el primer Papa latinoamericano lo haya nombrado cardenal, el neo purpurado ha remarcado la importancia del ser buenos pastores y de tener una “vida sencilla” y citó la carta del Papa para insistir en que el ser cardenal “no es un honor, no es una promoción, no es un premio, sino servicio”.


Por último, otro de los diálogos interesantes que tuve con los neo cardenales fue con el arzobispo de Seúl, el cardenal Andrew Yeom Soo-Jung, a quien le pregunté si estaba contento por el posible viaje del Papa Francisco en Corea y él me contestó en inglés “we hope” (esperamos).

 

Si os interesa recordar los nombres y nacionalidades de los primeros cardenales creados en el Pontificado de Francisco, este artículo de Religión Confidencial es útil.


@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·