Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Por Mercedes De La Torre

Sobre las confesiones del Papa Francisco a un grupo de jóvenes

Nuevamente el Papa Francisco sorprende al mundo. En esta ocasión destacamos algunas declaraciones que realizó a cinco jóvenes belgas en una reciente entrevista realizada recientemente en el Vaticano.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

En realidad, es difícil acostumbrarse a la sencillez de su personalidad: a pesar de ser el sucesor del apóstol Pedro, Francisco ha revelado que en ocasiones “tiene miedo” pero ha confirmado que es “absolutamente feliz”.


Y así, el Papa ha contestado en italiano a las preguntas que estos cinco jóvenes le realizaban en inglés. Por ejemplo, le dijeron que si en ocasiones tenía “miedo a algo” y él sonriendo ha revelado que ¡de sí mismo! Pero ha recordado que “en el Evangelio, Jesús repite muchas veces ‘No tengan miedo’” y ha explicado que Jesús “muchas veces lo dice, porque sabe que el miedo es una cosa normal, entre comillas”. Por ejemplo, de los desafíos de la vida, miedo ante Dios.


“Todos tenemos miedo, todos, no tenemos que preocuparnos de tener miedo” ha asegurado Francisco quien ha animado a aclarar la situación para discernir si es un “miedo malo” o un “temor bueno” que él ha calificado como “prudencia”. En cambio, el Papa ha precisado que “el miedo malo te destruye, no te deja hacer” y éste -ha concluido- tenemos que “tirarlo fuera".


En realidad, esta entrevista no ‘revela’ grandes misterios de la vida del actual Pontífice pero en cambio impacta ver que acepta ser grabado durante una charla informal con mucha tranquilidad, por lo que se confirma su cercanía.


Otra cuestión  que ha destacado es que le apenan las situaciones en las cuales el hombre es “desplazado” e incluso que lamenta que “en este momento los jóvenes sean echados afuera”. “Como son echados los  niños, no queremos niños, solamente familias pequeñas”, ha insistido.


Por otro lado, Francisco ha confiado que era muy joven cuando fue nombrado superior  -tenía sólo 36 años- por lo que ha asegurado que cometió muchos errores de los cuales “ha aprendido” y le han hecho bien y ha revelado que aprendió a dialogar y a ver lo que piensan los demás, tras haber sido en un período de su vida “autoritario”.


Además,  el Papa ha aceptado que en su vida ha tenido y tiene “también ahora” problemas, pero a pesar de eso, ha asegurado ser “absolutamente feliz”,  tener “paz interior” y  “una gran paz” y así ha concluido que “esta felicidad no desaparece con los problemas” sino que “es una felicidad que viene con la edad y también con un camino”.


@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·