Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

A un año de la visita de Francisco a Lampedusa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La isla italiana de Lampedusa recuerda la histórica visita del Papa Francisco, llevada a cabo en julio de 2013, con un programa lleno de actividades.


Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

El pasado 8 de julio el Papa venido ‘casi del fin del mundo’ realizó su primer viaje fuera de Roma y lo hizo precisamente a este lugar que nunca había sido visitado por un Obispo de Roma en donde se vive una realidad contrastante: algunos que mueren escapando de sus países y otras personas acogidas esperando tener en su vida una segunda oportunidad.

Este viaje papal marcó una huella no sólo para la gente que vive ahí, sino para el resto del mundo porque estuvo llena de gestos: la corona de flores arrojada al mar, los saludos a numerosos refugiados, el altar en forma de barca sobre el cual el Papa celebró la Misa, etc.

Asimismo, el Papa consiguió lanzar un mensaje al mundo en el que llamaba a la solidaridad y alertaba sobre ‘la globalización de la indiferencia’. 

Esta histórica homilía ha sido recordada por el cardenal Antonio Maria Vegliò, presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, quien ha sido el representante papal en la Misa celebrada el domingo 6 de julio en la parroquia de San Gerlando en Lampedusa y que ha sido transmitida en directa nacional por la televisión pública italiana.

El cardenal Vegliò ha aceptado “que la presencia y la llegada de tantas personas es un grave problema” que se está buscando resolver. Sin embargo, ha insistido en que “es un humano y cristiano” tener hacia todos una actitud de “comprensión, tolerancia y solidaridad” para tener la valentía de no “rechazar, volver a tirar al mar o mandar nuevamente al país de origen a quien escapa bajo amenaza de su misma existencia”.

Al finalizar, el presidente de este dicasterio vaticano ha rezado para que las instituciones de la Unión Europea y toda la comunidad internacional actúen “con mayor coordinación y con auténtico espíritu de colaboración para la creación de un mundo más justo, más solidario y más humano”.

Junto a la celebración de esta Misa, la diócesis de Agrigento ha organizado junto a la autoridad civil diferentes actividades en el ámbito cultural, formativo y religioso, entre ellos una exposición y una liturgia penitencial.

En realidad, hace un año que Francisco estuvo en Lampedusa pero muchos consideran que su visita permanece presente a través de los diferentes llamamientos que realiza hacia una cultura de la encuentro, de la solidaridad y de la acogida para preguntarnos ¿Dónde está tu hermano?

@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·