Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Un año de catequesis de Benedicto XVI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con la de este miércoles Benedicto XVI ha celebrado 45 audiencias generales a las que han participado unas 400 mil personas. Estas audiencias son un momento de catequesis en las que Benedicto XVI explica, a los pelegrinos presentes y al mundo entero a través de los medios de comunicación, la fe católica.

Alessandro de Carolis, vaticanista de la radio vaticana hace un balance de las catequesis durante las audiencias de este año. En él recuerda cómo Benedicto XVI dedicó las audiencias del primer tercio del año a algunos santos del siglo XVI y XVII, tema con el que había acabado el 2010. Durante el segundo tercio del año el Papa hizo una reflexión de la relación del hombre y la oración, mientras que el último tercio del año lo ha centrado en la meditación de algunos Salmos.

El Papa comenzó el 2011 dedicando la primera audiencia general de enero a Santa Caterina de Génova. Durente los primeros meses resalta las figuras de Teresa de Ávila, San Francisco de Sales, Juana de Arco o Teresa de Liseux. Benedicto XVI explica como sus vidas son modelos actuales para la sociedad de hoy.

Pero el Papa dijo además, en una audiecia de abril, que los santos no son sólo grandes figuras sino también gente común que se esfuerza en seguir cada día a Jesús. Benedicto XVI subrayaba que también son santos las personas normales "sin heroísmo visible pero que en su bondad del día a día se puede ver la verdad de la fe".

Benedicto XVI se centra desde mayo a agosto en la oración. Durante diez audiencias el Papa explica como con la oración nos encontramos con Dios cara a cara. Advierte que en un mundo en el que el secularismo dominante intenta dejar al hombre sin Dios, el hombre siente un "deseo de amor, una necesidad de luz y de verdad que lo empujan hacia el Absoluto". Benedicto XVI dice que hoy en día "el hombre sabe, de alguna manera, que se puede dirigir a Dios, sabe que le puede rezar".

El Papa acaba el año de alguna manera retomando el tema de las primeras audiencias generales de su pontificado, los Salmos. Las del 2005 eran catequesis que habían sido preparadas por Juan Pablo II. En las de estos últimos meses sin embargo se ve claramente el estilo Ratzinger.

El Papa por ejemplo ha reflexionado sobre el aparente "silencio de Dios", que a veces experimentan los cristianos que sufren porque son víctimas de persecuciones, violencia y odio inexplicables. Benedicto XVI explica cómo la violencia sufrida por Jesús en el Calvario da sentido a esa violencia y cómo "la Cruz es un signo de sufrimiento y reconciliación, de perdón, de comprensión y de un amor más fuerte que cualquier violencia, más fuerte que la muerte, y que el mal se vence con el bien, con el amor".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·