Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La agenda de Benedicto XVI para el 2013

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cargada de eventos de la más variada índole, desde la celebración del Año de la Fe hasta la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro, pasando por el cierre de algunos temas candentes en el Vaticano y que en este año que comienza entrarán en su fase decisiva y, para algunos, final.

El año 2012 se cierra con el anuncio de los nuevos santos y beatos que se proclamarán durante el próximo año y con el nombramiento del Papa Pablo VI como Venerable, el paso previo a la beatificación. Y la gracia de Paolo Gabriele está al caer. Y comienza a perfilarse un ritmo de celebraciones y de eventos bastante fuertes para la actualidad Vaticana y sobre todo para Benedicto XVI durante el próximo período, a pesar de que aún no hay confirmado ningún viaje al extranjero, sólo a la JMJ de Brasil.

Pero el año nuevo comienza fuerte, ya que durante la misa del 6 de enero Benedicto XVI nombrará obispos a algunos sacerdotes y prelados, entre ellos, casi con toda seguridad, a su secretario personal Georg Gäenswein, entre otros. Uno de los cabos sueltos que cierran el caso Vatileaks, del que nadie se podía imaginar hace un año. Algunas medidas ya se han tomado, idas y venidas dentro de los muros vaticanos han mostrado una sutil reestructuración de la curia y sobre todo del entorno más cercano de Benedicto XVI, para que una traición de esta magnitud nunca más vuelva a pasar.

Sin duda, se prevé un 2013 de camino y de cierres. De camino como el que han emprendido hacia la transparencia monetaria. Empeño nada fácil y en el que llevan trabajando desde 2011 y que durante el primer trimestre tendrán que volver a rendir cuentas a Moneyval para saber si, finalmente el Instituto de Obras de Religión pasa el difícil examen que le tienen preparado para incluirse en la white list contra el lavado de dinero.

Muy probablemente también el 2013 sea un año definitivo en el camino hacia la renovación que comenzaron los Legionarios de Cristo y que quizás el cardenal Velasio de Paolis, delegado de Papa haya tenido tiempo suficiente para tomar decisiones claras sobre su y futuro, más allá del año sabático de Álvaro Corcuera. Otro de los cabos sin atar que quedan en el Vaticano y que Benedicto XVI se ha empeñado desde que trabajaba en la Congregación para la Doctrina de la Fe son los lefebvrianos que durante todo el 2012 han sido un tema recurrente y del que aún no se ha sacado nada en claro.

Algunos rumores cuentan que la Comisión de investigación sobre las apariciones de la Virgen en Medjugorje están comenzando a llegar a su fin y que, por lo tanto, dentro de poco se sabrá el dictamen definitivo sobre la Gospa y los videntes.

El leitmotiv que acompañará todos estos puntos pendientes será sin duda el Año de la Fe, que hasta el 24 de noviembre repasará las verdades del Credo, en este cuarto año temático convocado por Benedicto XVI. Y sobre todo de grandes preparativos ya que Brasil se prepara para recibir a millones de jóvenes de los cinco continentes en la JMJ de Río, en la segunda visita del Papa a este país y sobre todo, al único viaje internacional previsto hasta ahora en la agenda. Un año cargado de celebraciones y desafíos, que Benedicto XVI afrontará habiendo cumplido 86 años, el próximo 16 de abril en el que será su octavo año de pontificado y en el que pasará a estar entre los cinco papas más ancianos de la historia.

@blancaruizanton

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·