Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Vaticano escribe a los budistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se trata de un mensaje que el Vaticano les envía cada año. En él se destacan los principales puntos de unión entre estas dos religiones para alcanzar uno de los objetivos que ambas tienen: construir una sociedad mejor.

El cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, ha firmado un mensaje en nombre del Papa para felicitar a los budistas en su fiesta de Vesakh, que recuerda los tres momentos más importantes de la vida de Buda. Una sencilla manera de construir puentes, buscar puntos de unión, de cooperación entre budistas y católicos para construir una sociedad mejor.

Este año el mensaje habla de la responsabilidad compartida que cristianos y budistas tienen en la educación de las nuevas generaciones en la justicia y la paz a través del diálogo interreligioso.

Una manera clara en la que el Vaticano busca puntos comunes y refuerza los valores de cooperación y diálogo para alcanzar un "desarrollo humano auténtico". "Como budistas,-dice este mensaje- transmiten a los jóvenes la sabiduría necesaria para abstenerse de hacer daño a los demás y vivir vidas de generosidad compasión; una práctica que debe ser reconocida y valorada como un don precioso para la sociedad. Éste es un modo muy concreto en el que la religión contribuye a educar a las nuevas generaciones, para que comparten la responsabilidad y colaboren con los demás".

En 2011 Benedicto XVI se reunió con los principales líderes de las religiones del mundo en Asís, siguiendo el legado que Juan Pablo II le dejó. Asistieron 300, de todo el mundo, también ateos. Les invitó a "una jornada de reflexión", no hubo un momento de oración común para que nadie se sintiera incómodo. Lo que sí hicieron juntos fue renovar el empeño por la paz, bajo el lema de la jornada "Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz". Una propuesta concreta que se renueva ahora con este mensaje a los budistas para verdaderamente ser peregrinos de la paz, peregrinos de la verdad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·