Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La Santa Sede presiona para que termine pronto el conflicto de Libia y se establezca una “hoja de ruta”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que estalló el conflicto en Libia, la diplomacia de la Santa Sede trabaja para encontrar una salida. Siguiendo la línea de lo expresado recientemente por Benedicto XVI, el representante de la Santa Sede en la conferencia internacional sobre Libia celebrada en Londres ha declarado que el objetivo inmediato es la defensa de las víctimas ante la opresión, la injusticia y los ataques.

El domingo pasado, el Papa pidió con urgencia usar todos los medios disponibles de la acción diplomática y aprovechar hasta la más débil señal de apertura y de voluntad de reconciliación entre todas las partes implicadas, para buscar soluciones pacíficas y duraderas.

El arzobispo Antonio Mennini, actual nuncio apostólico en Gran Bretaña -que hace pocos meses relevó en el cargo al español Faustino Sainz-, afirmó en la víspera del encuentro que uno de los fines de esta conferencia es que se llegue lo más rápidamente posible al final del conflicto armado, para empezar a pensar en una “hoja de ruta”.

La “hoja de ruta” debería servir no sólo para que se restaure la paz en Libia, sino para que poco a poco se reanude la vida normal de toda la población, sin excepciones de pertenencia ideológica, política, religiosa y étnica.

Teniendo en cuenta que la prioridad es la defensa de los civiles inocentes, monseñor Mennini destacó la importancia de “establecer un programa diseñado no sólo para definir la asistencia material más inmediata, sino también un proceso concreto, de varias etapas, para restablecer un verdadero estado de cosas que se base en la justicia y la paz”.

La acción de la Santa Sede y las palabras del Papa, dijo, “son también medios para ayudar a volver a descubrir todas las aspiraciones más profundas y genuinas de la familia humana, que de una u otra manera vive con el ansia de restaurar la unidad”.

 

Alfonso Bailly-Bailliére

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·