Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Responsables de la Iglesia egipcia tratan de restablecer el diálogo con Al Azhar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La decisión de la Universidad islámica de Al Azhar de “congelar” el diálogo con el Vaticano sigue sorprendiendo y entristeciendo a los cristianos de Egipto. El portavoz de la Iglesia copta católica, el padre Rafic Greiche, ha expresado su pesar por esta decisión y espera que el diálogo se reanude.

Según la agencia AsiaNews, el responsable vaticano para el diálogo interreligioso, el cardenal Jean-Louis Tauran, trabaja con la esperanza de que Al Azhar no falte a la cita con representantes de las religiones del mundo en Asís, en octubre de este año, para recordar los 25 años transcurridos desde la primera reunión –convocada por el Venerable Juan Pablo II- y revivir “el espíritu de Asís”.

Por desgracia, tanto Al Azhar como el gobierno egipcio continúan criticando las palabras del Papa que -según ellos- el día de Año Nuevo pidió a los gobiernos occidentales que defendieran a los cristianos. Además, acusan al Pontífice de preocuparse únicamente de los cristianos y no de “la violencia a la que son sometidos los musulmanes en Irak y Afganistán".

En realidad, las palabras del pontífice fueron: “Frente a las amenazadoras tensiones del momento, especialmente frente a las discriminaciones, los abusos y las intolerancias religiosas, que hoy golpean de modo particular a los cristianos, dirijo una vez más una apremiante invitación a no ceder al desaliento y a la resignación. Exhorto a todos a rezar a fin de que lleguen a buen fin los esfuerzos emprendidos desde diversas partes para promover y construir la paz en el mundo. Para esta difícil tarea no bastan las palabras; es preciso el compromiso concreto y constante de los responsables de las naciones, pero sobre todo es necesario que todas las personas actúen animadas por el auténtico espíritu de paz, que siempre hay que implorar de nuevo en la oración y vivir en las relaciones cotidianas, en cada ambiente”.

Durante las últimas semanas y varias veces, el cardenal Antonios Naguib, jefe de la Asamblea de los patriarcas católicos y obispos de Egipto, ha explicado públicamente el verdadero significado de las palabras del Papa. Una delegación católica, encabezada por el patriarca greco-melquita Gregorios III, ha visitado a Mahmoud Hamdi Zaqzouq, Ministro de Asuntos Religiosos Islámicos, para entregarle el discurso de Benedicto XVI y la traducción al árabe y para aclarar la ambigüedad causada por la televisión Al Jazeera, que trata de ”sembrar confusión y revuelve en las relaciones entre Egipto y, en particular, Al Azhar y la Iglesia Católica”.

El sentimiento generalizado entre los expertos es que la “congelación” del diálogo entre el Vaticano y Al Azhar es una cortina de humo para ocultar la responsabilidad de Egipto por el ataque de Alejandría, en el que murieron 21 cristianos coptos. Desde el principio, el gobierno de El Cairo denunció “manos extranjeras” detrás de la masacre de los cristianos, subrayando que “cristianos y musulmanes en Egipto son una única nación”.

Por Alfonso Bailly-Bailliére

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·