Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Por Mercedes De La Torre

La Pascua del papa, con los últimos

Este triduo pascual tiene una fuerte huella del estilo del Pontificado de Francisco: recuerda a los últimos.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Me refiero a algunas cuestiones que nos dirigen la atención a las personas que sufren, para no olvidar y ayudar también a los más necesitados.


A pesar de que las citas concretas de estos días ya han sido publicadas en este artículo de Religión Confidencial, destaco en este espacio tres cuestiones relevantes.


La primera interesante de resaltar es saber quiénes son los doce “apóstoles” a quienes el Papa les lava los pies este año durante la Misa in Coena Domini durante su visita al Centro Santa María de la Providencia de la fundación Don Gnocchi.


Se tratan de doce pacientes (de los cuales cuatro son mujeres) que tienen discapacidades ortopédicas, neurológicas y oncológicas, algunas de ellas temporáneas y otras crónicas. Lo común entre ellos es que las padecen desde el nacimiento o desde muy jóvenes, de hecho estos doce “apóstoles” tienen diferentes edades, entre los 16 a los 86 años.


Por otro lado, según han confirmado fuentes de esta estructura, el Papa argentino lava los pies a nueve italianos y a tres extranjeros (residentes en Italia pero procedentes de Capo Verde, Libia y Etiopía), uno de ellos de fe musulmana.

 

De este modo Jorge Mario, ahora Francisco sucesor del apóstol Pedro, repite el gesto que Jesús hizo a sus apóstoles y lo hace en este triduo pascual a: Walter de 59 años, Giordana de 27, Hamed de 75, Stefano de 49, Gianluca de 36, Pietro de 86, Daria de 39, Angélica de 86, Marco de 19, Samuele de 66, Orietta de 51 y Osvaldinho de 16 años.


Otra cuestión para destacar sobre este triduo pascual es el “estilo” del Via Crucis que se realiza en el Coliseo romano la noche de este viernes santo. El Papa pidió a un obispo italiano (de la diócesis de Campobasso-Bojano) que escribiera el texto de las meditaciones de las XIV estaciones que tienen como tema “El rostro de Cristo, el rostro del hombre”.


En realidad, monseñor Giancarlo Bregantini quien es actualmente el presidente de la Comisión episcopal italiana para los problemas sociales y trabajo, justicia y paz aborda en las meditaciones de este año la espiritualidad con una mirada “de la crisis de hoy”. Es decir, durante el Via Crucis con el Papa se recuerda también el desempleo, la precariedad juvenil, el mundo de la cárcel, de las drogas, además del drama de la enfermedad, especialmente los enfermos terminales, y a otras realidades difíciles que pueden hacer perder la esperanza.


Por último, el Papa Francisco ha enviado en esta Semana Santa como su representante al limosnero pontificio, monseñor Corrado Krajewski, a la cárcel romana Regina Coelipara que entregue a casi 1100 detenidos un Evangelio, como el que hace dos semanas se repartieron en la Plaza de San Pedro durante el Angelus dominical.  


Y el jueves santo a presidir la Misa Coena Domini en la “Isla del Amor Fraterno” que es una asociación católica de voluntariado que se ocupa de la prevención, solidaridad y asistencia a detenidos, ex detenidos y a personas con riesgo de marginación social o familiar. Actualmente viven ahí casi 50 personas.


Estos son algunos gestos concretos en los que el Papa Francisco renueva en estos días santos su invitación a no ser indiferentes y a pensar en los más necesitados. Sin duda un espíritu pascual, de resurrección.


@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·