Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:34h

·Publicidad·

Crónica de Roma

París: escenario del primer encuentro entre creyentes y no creyentes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Pontificio Consejo de la Cultura, cuyo presidente es el cardenal italiano Gianfranco Ravasi, pondrá en marcha en marzo la iniciativa conocida como “Patio de los Gentiles”, una nueva estructura vaticana permanente destinada a favorecer el intercambio y el encuentro entre creyentes y no creyentes.

La inauguración tendrá como escenario la Sorbona, la sede de la UNESCO y la Academia de Francia, donde habrá un debate sobre el tema: “Religión, luz y razón común”. Asimismo, está prevista una “fiesta”, abierta a todos, especialmente a los jóvenes, sobre el tema: “En el patio del Desconocido”, que se celebrará en Notre Dame de París la tarde del 25 de marzo, con música, espectáculos y un encuentro de reflexión. La Catedral parisina permanecerá abierta excepcionalmente para todos los que deseen asistir a una vela de oración y a una meditación tras la fiesta.

Esta iniciativa la comunicó Benedicto XVI en diciembre de 2009, durante el encuentro con los miembros de la Curia Romana con motivo de la felicitación de la Navidad. La idea del Papa es inaugurar un diálogo sistemático con las personas que están más alejadas de Dios, para que vuelvan a acercarse a El, al menos como “Desconocido”.

En este diálogo con el mundo de los “no creyentes” se tendrán en cuenta los diferentes tipos de ateísmos, al no existir un único modelo. Por ejemplo, el ateísmo de Nietzsche y Marx, que tiene, según el cardenal Ravasi, “una explicación de la realidad alternativa a aquella de los creyentes, pero con una ética suya, una visión seria y valiente, por ejemplo, al considerar al hombre solo en el universo”.

También habrá espacio para el diálogo con el ateísmo irónico-sarcástico de Onfray, Dawkins y Hitchens, “que toma como objetivo aspectos marginales del creer o lecturas fundamentalistas de la Biblia”.

El presidente del dicasterio de la cultura se refirió asimismo al intercambio de ideas con quienes viven en la indiferencia absoluta hija de la secularización, “bien sintetizada por el ejemplo que Charles Taylor hace en “La edad secular”, cuando afirma que si Dios viniera hoy a una de nuestras ciudades, la única cosa que sucedería es que le pedirían documentos”.

La diferencia con el nuevo Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización es que el dicasterio presidido por el arzobispo Rino Fisichella trabaja en otro frente: volver a proponer el Evangelio a quien ya tiene fe; revigorizar el espíritu misionero entre los que hoy han perdido la fe.

Por Alfonso Bailly-Bailliére

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·