Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa subraya las oportunidades de las nuevas tecnologías

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el Mensaje para la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, cuyo tema este año es: ”Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital”, el Papa recuerda que los profesionales de la comunicación católicos deben ser coherentes con el mensaje que transmiten.

Tras constatar que con el surgimiento de las nuevas tecnologías existe una gran transformación cultural que está cambiando el modo de comunicar y la misma comunicación, subraya que éstas ofrecen grandes oportunidades para las relaciones humanas, superando los límites espaciales, que posibilitan nuevas amistades a pesar de los riesgos inevitables.

Benedicto XVI llama la atención ante el peligro de caer en la dispersión, y de que las relaciones humanas no sean realmente profundas y duraderas en la red digital, de modo que el contacto virtual sustituya al contacto humano directo.

Para el profesional católico, comunicar el Evangelio a través de los nuevos medios no sólo significa ofrecer información sobre temas concernientes al ámbito religioso, sino ser coherente con el mensaje que transmite y con el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios concordes con el Evangelio, también cuando no se hable explícitamente de él.

Por otra parte, el Papa invita a ser conscientes del valor de la verdad perenne que se desea compartir, dándola a conocer íntegramente, evitando desvirtuarla con la pretensión de hacerla aceptable.

Asimismo insta a los creyentes a dar testimonio de sus más profundas convicciones, para que la red no “reduzca” a las personas a meras categorías, manipulándolas emotivamente o permitiendo a los “poderosos” monopolizar las opiniones de los demás. En este contexto, anima a mantener vivas “las cuestiones eternas sobre el hombre, que atestiguan su deseo de trascendencia y la nostalgia por formas de vida auténticas, dignas de ser vividas”.

Con una invitación a los jóvenes para que hagan un buen uso de los instrumentos de la era digital, el Santo Padre reitera su invitación para que acudan a la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, cuya preparación se está valiendo precisamente de las ventajas de las nuevas tecnologías.

Por Alfonso Bailly-Bailliére

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·