Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Comenzará a partir de septiembre

El Papa nombra a un protestante director de la nueva edición argentina de L’Osservatore Romano

Marcelo Figueroa: “Tendrá contenido propio pero la intención es que sea un vehículo para difundir el mensaje del Santo Padre”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es la primera vez en más de 150 años de historia que el periódico de la Santa Sede ofrecerá un contenido propio. La semana pasada, el Vaticano comunicó que su órgano oficial de comunicaciones, L'Osservatore Romano, contará a partir de septiembre con una edición propia para Argentina. Para tan encomiable labor, el Papa Francisco ha nombrado al argentino Marcelo Figueroa, de confesión protestante, responsable de esta nueva edición. 

El Papa Francisco junto a Marcelo Figueroa. El Papa Francisco junto a Marcelo Figueroa.

El director de la nueva edición argentina del L'Osservatore Romano explica a Religión Confidencial que “la decisión se fue gestando de una manera natural, serena y a la vez cuidadosa entre los directores de la publicación, Giovanni Vian y Silvina Pérez, el dicasterio para la comunicación del Vaticano y el mismo Francisco”.

Marcelo Figueroa, que cuenta con una importante experiencia en el mundo de los medios de comunicación, entabló una importante relación de amistad con el Papa Francisco cuando era cardenal de Buenos Aires, gracias al programa de televisión “Biblia, diálogo vigente”, en donde el propio Bergoglio intervino en varios programas para hablar de diálogo ecuménico e interreligioso.

Figueroa ha desvelado a este Confidencial que “el interés en que L’ Osservatore Romano tenga una edición en Argentina está motivada por la intención de que sea un vehículo para difundir de manera oficial la voz y la tarea pastoral de su Santidad. Este proyecto cuenta con su entusiasta bendición”.

El periodista argentino destaca que este es el primer caso que una edición nacional contará con contenidos propios, que serán escritos por referentes destacados que aporten una mirada nacional y latinoamericana. Se dará especial importancia a la participación de representantes de distintas confesiones religiosas, resaltando así el mensaje universal e interreligioso del Papa.

Carácter ecuménico

“Los contenidos tendrá un carácter ecuménico porque en Argentina, desde hace décadas, vivimos un fenómeno extraordinario de convivencia ecuménica e interreligiosa, explica Figueroa.

Señala asimismo que Bergoglio ha sido un protagonista fundamental en esta vivencia de diferentes confesiones en búsqueda de la paz. “Sus gestos a nivel mundial ahora muestran esa visión ecuménica en todo el mundo. El hecho de que me haya elegido a mí, como protestante y que tenga la responsabilidad de los contenidos editoriales, significa en sí mismo un gesto de esta realidad”.

El argentino enfatiza que Francisco “siempre ha mostrado preocupación y ocupación en promover la unidad en la diversidad entre los cristianos. Lo ha hecho dando pasos concretos, sin protocolos ni fotos simpáticas. Ha caminado junto a otras confesiones de manera decidida y humilde y por ello, ha dejado un surco por el que hoy podemos seguir caminando”.

Sobre la posibilidad de que esta medida se incluya dentro del plan de la reforma de los medios de comunicación del Vaticano, Marcelo Figueroa afirma: “Creo que sí. No de una manera directa, pero entiendo que bien podríamos enmarcarla dentro de ella. Guardamos un grato recuerdo de nuestra reunión con Darío Viganó, el cual nos compartió los desafíos de su tarea dentro de la comunicación vaticana. Los cambios en la comunicación de Francisco en Argentina sí requerían algunos aportes y espero que éste lo sea”.

Manipular las palabras del Papa

Algunos medios han señalado que uno de los motivos de esta nueva edición es impedir que las palabras del Papa sean manipuladas en Argentina: “El hecho de que Francisco represente un referente moral y espiritual, posiblemente el más relevante del planeta y seguramente la personalidad más destacada de nuestra historia nacional, es un hecho difícil de manejar. En ese intento de ‘manejar’ esta situación tan impresionante, es probable que algunos, sin calificar voluntades, han querido ‘manejar a Francisco’ llevándolo a su propias visiones o ideologías. Es entendible, pero no ha sido bueno” ha declarado el periodista argentino.

En cuanto a la posibilidad de que nazcan nuevas ediciones en otros países, ha señalado que “es probable que esta primera iniciativa sea una ‘prueba piloto’ para otros países. Pero esto será una decisión de las autoridades del L’Osservatore Romano”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·