Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa pregunta a los sacerdotes de Austria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La desobediencia: ¿verdadero camino? O ¿afán por transformar la Iglesia según nuestra conveniencia?

"La desobediencia no es la vía para renovar la Iglesia". Alto y claro habló Benedicto XVI durante la misa Crismal del Jueves Santo. Se refirió de manera explícita al grupo de sacerdotes austriacos que forman la 'Pfarrer Initiative' y que desde hace años hacen un 'llamado a la desobediencia' para que se den "urgentes reformas en la Iglesia".

Los principales puntos con los que estos 400 sacerdotes austriacos y 600 de Irlanda no están de acuerdo son la ordenación sacerdotal de mujeres y personas casadas. Quieren solidaridad con los sacerdotes que no pueden ejercer el ministerio por tener relaciones sentimentales o estar casados. También se niegan a celebrar varias misas los domingos.

El Papa, en la Misa en la que los sacerdotes renuevan las promesas que hicieron el día de su ordenación, les habló a ellos. Dijo: "queremos creer a los autores de esta llamada cuando afirman que les mueve la solicitud por la Iglesia" y les preguntó "la desobediencia, ¿es verdaderamente un camino? ¿No es más bien sólo un afán desesperado de hacer algo, de transformar la Iglesia según nuestros deseos y nuestras ideas?"

Benedicto XVI no los condena, no los amenaza. Les pregunta, les interpela sobre los motivos de sus acciones que tanto daño hacen a la Iglesia. Quiere hacer entrar en razón a estos 1000 sacerdotes, aunque sea difícil, complicado y doloroso. Es una respuesta conciliadora del Papa que viene de una reunión de estudio que tuvo lugar el pasado 23 de enero en el Vaticano y en la que participaron cuatro prelados de Austria además de los cardenales William Levada, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Marc Ouellet responsable de la Congregación para los Obispos y Mauro Piacenza de la Congregación para el Clero.

A estos curas 'disidentes', el Papa les propone el ejemplo de otros muchos sacerdotes santos, como el Santo Cura de Ars, patrón de pasado Año sacerdotal. Les dijo que, "un sacerdote no se pertenece jamás a sí mismo", que son "administradores del misterio de los misterios de Dios" y ante sus propuestas de cambio les recordó qué es ser sacerdote: "no es anunciar teorías y opiniones privadas, sino la fe de la Iglesia, de la que son servidores". Una respuesta conciliadora y clara para recordar a la 'Pfarrer Initiative' lo que prometieron el día en el que se hicieron sacerdotes de Cristo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·