Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa condena, una vez más, la pena de muerte

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El español Federico Mayor Zaragoza visita al Papa Francisco en el Vaticano junto a miembros de la Comisión Internacional contra la pena muerte, organismo del cual él es presidente.


Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

El Papa Francisco ha recalcado que “hoy día la pena de muerte es inadmisible, por cuanto grave haya sido el delito del condenado” porque es “una ofensa a la inviolabilidad de la vida y a la dignidad de la persona humana” que “no hace justicia a las víctimas, sino que fomenta la venganza”.

Así se lee en esta cartaque el Pontífice ha entregado al español Federico Mayor Zaragoza tras la audiencia que tuvieron en el Palacio apostólico Vaticano este 20 de marzo.

El Papa ha recordado que de frente a “la posibilidad del error judicial” la pena de muerte “pierde toda legitimidad en razón de la defectiva selectividad del sistema penal” y ha insistido que “la justicia humana es imperfecta, y no reconocer su falibilidad puede convertirla en fuente de injusticias”.

El Obispo de Roma ha asegurado que “con la aplicación de la pena capital, se le niega al condenado la posibilidad de la reparación o enmienda del daño causado; la posibilidad de la confesión, por la que el hombre expresa su conversión interior; y de la contrición, pórtico del arrepentimiento y de la expiación, para llegar al encuentro con el amor misericordioso y sanador de Dios”.

Sin embargo, no es la primera vez que Francisco aborda este tema así de claro, como lo habíamos informado en este artículo de Religión Confidencialen donde además de abordar la pena de muerte explicó que en el Código penal del Vaticano la cadena perpetua no existe más porque “la cadena perpetua es una pena de muerte escondida”.

El Papa defiende la vida. Y precisamente este miércoles 25 de marzo -a veinte años de la publicación de la Encíclica Evangelium Vitae- denunciará en su catequesis de la audiencia general “algunas heridas que, lamentablemente, hacen mal a la infancia” ya que, como él mismo lo ha explicado, los niños “son el gran don de la humanidad, pero también son los grandes excluidos, porque ni siquiera los dejan nacer”.

Por este motivo, el Pontífice ha impulsado también una vigilia internacional dedicada a la vida que promueve el Consejo Pontificio para la Familia y se llevará a cabo el martes 24 de marzo en diferentes partes del mundo. En Roma la cita comenzará a las 17.00 horas en la Basílica de Santa María la Mayor en donde participarán también numerosos movimientos y asociaciones que promueven la pastoral de la vida. 

A esta iniciativa en Roma se unirán diferentes santuarios marianos del mundo, entre ellos, Guadalupe, Lourdes, Fátima, Nazaret y, como me comentó el padre Guillermo Gutiérrez que trabaja en este dicterio vaticano, debe ser “una ocasión para incentivar el espíritu de diálogo y comunión como nos ha pedido el Papa de manera que este espíritu anime la tarea de promoción y defensa de la vida evitando los riesgos de la ideologización y politización de este empeño”.

En esta línea, Gutiérrez ha explicado que al Consejo Pontificio para la Familia le interesa “relanzar la pastoral de la vida” y para ello, es necesario volver a leer atentamente el capítulo cuarto de esta Encíclica con la conciencia de que si la Evangelium Vitae no se transforma en pastoral de la vida quedará como un documento más”.

Twitter: @mercedesdelat 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·