Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa argentino y el mundial

El partido de la copa mundial de fútbol entre Argentina y Suiza ha sido seguido con especial interés al interior del Vaticano.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Este hecho ha originado también un fenómeno sin precedentes en las redes sociales: dibujos animados y fotomontajes que muestran a un Pontífice cercano a la gente que mira el fútbol y que se alegra por la victoria de la selección nacional de su país.

Por otro lado han surgido algunos rumores sin fundamento que en este espacio aclaramos, como por ejemplo se ha dicho que el Obispo de Roma interrumpía sus actividades para ver cada partido por televisión y el más reciente que Francisco habría tenido actitudes de “rivalidad” con la Guardia Suiza porque el equipo suizo era el “contrincante” de los argentinos.

“Sería la guerra” mirar junto a los Guardias el partido de fútbol entre Suiza y Argentina habría dicho el Pontífice tras haber sido invitado a mirar el juego con ellos. En cambio, dentro de los muros vaticanos me han confirmado que el Papa Francisco había sido invitado al cuartel de la Guardia Suiza para mirar el partido, él ha agradecido y no ha asistido porque participaba a la reunión plenaria con su Consejo de Cardenales.

Otra fuente me ha confirmado que el Papa no ha visto el juego en la Casa Santa Marta. “Era importante para él respetar a quienes seguían con atención el partido”, me ha asegurado refiriéndose a los Guardias en servicio. Además, ha revelado que el Papa argentino ha preguntado con sencillez en diferentes ocasiones a los jóvenes suizos por la tarde en Santa Marta cómo iba el partido y quién estaba jugando mejor.

Uno de ellos le ha mostrado al Papa la viñeta que ha sido difundida a través de las redes sociales que representaba a dos Guardias Suizos viendo la televisión y detrás estaría él enojado y en su cuello, una bufanda con los colores de Argentina. El Guardia ha asegurado que el Pontífice la miró con simpatía y sonrió.  

Uno de los riesgos del efecto Francisco, el cual permite sentir cercano al Papa, es precisamente el caer en tal superficialidad que puede generar confusión. El estilo de este Papa es ser un pastor que quiere estar atento a los intereses de sus ovejas, pero sin duda no deja de ser antes que nada Pontífice y por eso es importante no trivializar.

@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·