Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa celebra misa en el Monasterio Vaticano habitado por monjas españolas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI visitó el martes pasado el Monasterio “Mater Ecclesiae”, que se encuentra dentro del Vaticano, donde celebró misa en la memoria de San Juan de la Cruz y clausuró el cuarto centenario de la fundación de la Orden de la Visitación.

Junto con el Papa concelebraron monseñor George Gänswein, su secretario privado y algunos prelados de la Secretaría de Estado, así como el asistente general de la orden de la Visitación.

Después de la misa, la monja española María Begoña Sancho, superiora del monasterio, entregó al Papa -en nombre de todas las visitandinas del mundo-, una cruz de plata -como los que llevan las monjas- proveniente de Annecy y que contiene las reliquias de San Francisco de Sales, Santa Juana de Chantal y Santa Margarita Maria Alacoque.

La superiora también ofreció al Papa objetos sagrados para donar a las iglesias pobres: 400 albas, 400 cíngulos, 600 purificadores, 900 rosarios, 400 copias en francés de la “Introducción a la vida devota”, de San Francisco de Sales y 2.800 escapularios del Sagrado Corazón.

En el monasterio “Mater Ecclesiae” del Vaticano se turnan cada cinco años comunidades contemplativas de diferentes Órdenes o congregaciones y de distintas nacionalidades, con la misión principal de rezar por el Romano Pontífice y por la actividad de la Iglesia, según el deseo expresado por Juan Pablo II.

El 13 de mayo de 1994 llegó al Vaticano el primer grupo de monjas de clausura, compuesto por ocho clarisas procedentes de seis países. El segundo grupo, que se instaló en el monasterio en 1999, estaba formado por carmelitas de cinco naciones. El tercero, que estuvo desde 2004 hasta octubre de 2009, estaba integrado por monjas benedictinas provenientes de cuatro países.

El 7 de octubre de 2009 comenzó su misión en el Vaticano el cuarto grupo de contemplativas, constituido por siete monjas de la Orden de la Visitación de Santa María (visitandinas o salesas), seis de ellas españolas: María Begoña Sancho Herreros y María Paz Catalán Pueyo, de Burgos; María Gladys Beltrán Parra, de Oviedo; Pilar María Trujillo Barraquero, de Sevilla; Ana María Prieto del Corral, de Valladolid; y María Belén Martín López, de Madrid; y una italiana: Maria Francesca Padovan, de San Vito al Tagliamento.

Por Alfonso Bailly-Bailliére

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·