Lunes 21/05/2018. Actualizado 01:05h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Visita papal a Loppiano y Nomadelfia

El Papa Francisco confirma el secreto de las ciudadelas “revolucionarias” del Movimiento de los Focolares

Hay decenas en todo el mundo. Existen también en España: un centro en las cercanías de Madrid y otro proyecto en Cataluña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Santo Padre ha visitado Loppiano: una ciudadela "revolucionaria" del Movimiento de los Focolares en Italia. Estas comunidades, conocidas como “mariápolis permanentes”, recibieron críticas en el pasado, porque no fueron entendidas por todos sus contemporáneos. Son experiencias sin precedentes, lugares para la "utopía del mundo unido". 


Maria Voce, presidente de los Focolares, con el Papa. Maria Voce, presidente de los Focolares, con el Papa. ReligionConfidencial

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Esta semana Francisco viajó en helicóptero desde el Vaticano para visitar dos realidades en Italia muy peculiares y que, desde sus comienzos, no han dejado de despertar curiosidad además de dar de qué hablar. 

 

En primer lugar el Papa fue este jueves a Nomadelfia donde se reunió con alrededor de 4.000 personas que lo recibieron en un ambiente de familia. Nomadelfia podría calificarse como una especie de "kibutz cristiano” pues sus habitantes trabajan allí mismo y comparten sus bienes. Fue fundada en 1947 por el sacerdote Zeno Saltini quien acogió a niños huérfanos junto a un grupo de familias y mujeres solteras quienes se convirtieron en madres adoptivas. 

 

Posteriormente, Francisco viajó a Loppiano donde lo esperaban alrededor de 7.000 personas de distintas partes del mundo. Loppiano es una realidad mucho más internacional y es modelo para otras experiencias similares en distintos países, entre ellos España. Se trata de las “ciudadelas” del Movimiento de los Focolares que son pequeñas ciudades en donde se  busca lanzar un mensaje claro al mundo -y ese es su secreto- que la primera regla de la convivencia entre sus habitantes sea “el amor recíproco" del que habla el Evangelio.

 

¿Utopía o realidad? 

 

Según definen los miembros de este Movimiento eclesial, iniciado gracias a la intuición de Chiara Lubich, estas “ciudadelas” y los definidos “Centros Mariápolis” (propuestas por un período de tiempo específico), son lugares “para formarse en la espiritualidad de la unidad”. La primera de estas experiencias surgió en la década de los años 60 (y no fue Loppiano el que acaba de visitar Francisco) sino Rocca di Papa, localizado cerca de Roma en los alrededores del lago de Albano, lugar que actualmente es la sede internacional de los Focolares.

 

Cabe aclarar que existen más de 60 Centros Mariápolis, ubicados en 49 diferentes países, en donde se realizan diversos encuentros de formación. Pero iniciativas más similares a Loppiano las denominan "ciudadelas", una especie de Centros Mariápolis "permantentes”, es decir, que la experiencia de fraternidad y de modelo de unidad vivido no termina después de unos días, sino que hay personas que viven allí permanentemente. 

 

Uno de los aspectos más interesantes y “poco usual” es que allí viven no solamente católicos, sino también creyentes de otras confesiones cristianas, e incluso personas de otras religiones, como es el caso de los monjes budistas que saludaron a Francisco en su reciente visita a Loppiano.

 

Presencia en España 

 

En este sentido, en Europa hay 12 ciudadelas o Mariápolis "permanentes” que se localizan en Bélgica, Croacia, Francia, Alemania, Reino Unido, Irlanda, Italia, Holanda, Polonia, Portugal, República Checa y en España. Las otras están en América, Asia y África.

 

En concreto en el territorio español hay dos Mariápolis, pero solo una es “ciudadela”. Se trata del Castillo exterior y que en su interior tiene el Centro Mariápolis “Luminosa” localizado muy cerca de Madrid (en calle Poniente 33, Las Matas) inaugurado por la misma Chiara Lubich en su último viaje a España en 2002 y el otro es el Centro Mariápolis “Loreto” ubicado en el Castell d’Aro en Girona que comenzó en 1989.

 

Este tipo de experiencias de fraternidad (sean las ciudadelas permanente o las que proponen la presencia por pocos días) que son, para algunos, incomprensibles o incluso utópicas, fueron confirmadas por el Papa Francisco en su reciente visita en la que saludó con dos besos en las mejillas a Maria Vocepresidente de los Focolares, realidad que por estatutos será guiada siempre por una mujer. En esta línea, al final de su discurso, Bergoglio recordó que la Virgen María era laica, e insistió en que “la primera discípula de Jesús, su madre, era laica”.

 

Proceso de beatificación en la diócesis de Madrid

 

Por último, merece la pena destacar que el Centro Mariápolis cercano a Madrid lleva el nombre de “Luminosa” en recuerdo a una focolarina española que dejó una profunda huella en quienes la conocieron. Se trata de Margarita Bavosi, conocida también como “Luminosa” (quien fue responsable del Movimiento de los Focolares en España desde 1970 hasta 1983, y falleció en 1985). Es tal “el amor evangélico que impregnó en su vida” que en enero de 2005 se abrió oficialmente su causa de beatificación en la diócesis de Madrid.

 

Más información en Twitter @mercedesdelat y en Facebook 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·