Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

En su catequesis semanal

Oraciones y no habladurías, pide el Papa para el Sínodo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa Francisco ha cambiado la catequesis prevista sobre los problemas de la infancia para realizar una “pausa de oración” por este camino sinodal sobre la pastoral familiar que ha causado numerosas controversias también en el interior de la Iglesia.


niños francisco

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

La semana pasada, el Pontífice había anticipado que este 25 de marzo habría abordado las heridas que “hacen mal a la infancia” porque los niños también “son los grandes excluidos” incluso a algunos “ni siquiera los dejan nacer”.

Sin embargo, no lo hizo y llama la atención que haya hecho este cambio de planes, incluso cuando él lo había anunciado públicamente. En realidad, que el Papa hubiera abordado esta cuestión precisamente en el día en que se cumplía el XX aniversario de la publicación de la Evangelium Vitae, hubiera sido interesante.

Merece la pena destacar que, con este cambio, Francisco ha dado una lección. Ha confesado que él junto con sus colaboradores han decidido “renovar la oración para el Sínodo de los Obispos sobre la familia” y han relanzado “este compromiso” hasta el próximo octubre, cuando tendrá lugar la Asamblea sinodal ordinaria dedicada a la familia.

En esta línea, el Papa ha insistido en “cuánta oración necesita la Iglesia para ser capaz, en todo tiempo” para cumplir su misión de cercanía.

“La Iglesia, como madre, nunca abandona la familia, aun cuando esta está abatida, herida y mortificada de tantas maneras. Ni siquiera cuando cae en el pecado, o se aleja de la Iglesia; siempre hará de todo para tratar de curarla y de sanarla, para invitarla a la conversión y para reconciliarla con el Señor”, ha aseverado.

Por este motivo, ha animado a realizar “una oración llena de amor por la familia y por la vida. Una oración que sabe regocijarse con los que gozan y sufrir con los que sufren” y ha dado la clave del tipo de oración que debe realizarse durante el camino sinodal.

Una oración que “esté animada por la compasión del Buen Pastor por su rebaño, especialmente por las personas y familias que por diversos motivos están ‘cansadas y abatidas, como ovejas que no tienen pastor’… Así, sostenida y animada por la gracia de Dios, la Iglesia podrá estar aún más comprometida y más unida, en el testimonio de la verdad del amor de Dios y de su misericordia por las familias del mundo, ninguna excluida, tanto dentro como fuera del redil”.

Por este motivo, Francisco ha pedido por favor a todos que no dejen de rezar por el Sínodo y ha enumerado a: el Papa, cardenales, obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos, pero también ha extendido la invitación "a cuantos se sienten alejados, o que ya no están acostumbrados a hacerlo” porque “de esto hay necesidad, ¡no de habladurías!”, ha concluido.

Twitter: @mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·