Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:07h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Por Mercedes De La Torre

Oración por los muertos en el Mediterráneo

‘Morir de esperanza’ ha sido el título de la vigilia de oración por los muertos en el mar Mediterráneo en ocasión de la reciente Jornada Mundial del Refugiado a la que han participado numerosas realidades del mundo católico.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este importante momento de oración en Roma se llevó a cabo en la Basílica de Santa Maria in Trastevere de Roma y fue presidida por el cardenal Antonio Maria Vegliò, presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes.



Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Además de en Roma, vigilias similares en memoria de las víctimas “de los viajes de la esperanza” se realizaron en numerosas ciudades italianas y de Europa, entre ellas Madrid y Barcelona.


Hace ya casi un año que el Papa Francisco viajó a la isla italiana de Lampedusa (en julio de 2013) en donde se acercó aún más a esta realidad y animó al mundo a no caer “en la globalización de la indiferencia”.


En sintonía con el Papa, el cardenal Vegliò ha rezado en la vigilia para que ninguna persona “permanezca indiferente a la acogida de estos hermanos y hermanas, al cuidado de su dignidad y de sus derechos a la protección internacional” y ha invitado a difundir una “cultura de acogida y de hospitalidad” para que en el Mediterráneo se escuche el eco de expresiones “de saludo, de encuentro y de paz”.


Asimismo el presidente de este dicasterio vaticano, recordó que hace sólo una semana el Papa Francisco visitó a la Comunidad de San Egidio en esta misma Basílica en donde se reunió con inmigrantes, refugiados, gitanos, ancianos, personas con discapacidades, sin techo, entre otros.


En esta vigilia estuvieron presentes numerosos familiares de los fallecidos así como tambiénla cruz de Lampedusa' construida con restos de barcas que han naufragado en la isla italiana y que está recorriendo el país para dar un mensaje de solidaridad y de paz.


Por otro lado, el viernes pasado la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) ha publicado un reporte que estima que en los últimos 15 años han fallecido al menos 25.000 personas, de las cuales muchas mujeres y niños con derecho a solicitar medidas de protección previstas del derecho internacional. Este estudio indica también que el número de refugiados, solicitantes de asilo y desplazados internos en el mundo ha superado los 50 millones de personas por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.


El miércoles pasado durante su audiencia general, el Papa Francisco ha mencionado esta Jornada que la comunidad internacional dedica “a quien está obligado a dejar su tierra para huir de los conflictos y de las persecuciones” y ha recordado las “millones de familias refugiadas de muchos países y de diferentes profesiones religiosas viven historias dramáticas y heridas que difícilmente podrán ser curadas”.


En esta ocasión, el Pontífice ha solicitado estar “cerca de ellos compartiendo sus miedos e incertidumbres por el futuro y aliviando concretamente sus sufrimientos” y ha rezado por “las personas y las instituciones que trabajan con generosidad para asegurar a los refugiados acogida y dignidad, y para darles un motivo de esperanza''.


“Pensemos que Jesús fue un refugiado que tuvo que huir para salvar la vida, y con san José y la Virgen tuvo que irse a Egipto como refugiado", ha concluido el Papa Francisco.


@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·